Saltar al contenido principal
ONU/Macron

Macron defiende en la ONU el Acuerdo de París sobre el clima

Le président français Emmanuel Macron lors d'une conférence de presse en marge de la 72e Assemblée générale des Nations unies à New York, le 19 septembre 2017.
Le président français Emmanuel Macron lors d'une conférence de presse en marge de la 72e Assemblée générale des Nations unies à New York, le 19 septembre 2017. REUTERS/Brendan McDermid

El presidente francés dijo ante la Asamblea General de la ONU que el acuerdo de París sobre el clima ‘no será renegociado’, a la vez que aseguró que ‘la puerta seguirá abierta’ para que EE UU vuelva al pacto. Macron también evocó el acuerdo con Teherán y el conflicto sirio, entre otros temas.

Anuncios

“Ese acuerdo no será renegociado, él nos vincula (...) no vamos a retroceder”, declaró el mandatario en la Asamblea General de Naciones Unidas, añadiendo que “respeta profundamente la decisión de Estados Unidos”.

“La puerta seguirá abierta” para que Washington vuelva a formar parte del pacto, que los otros países signatarios continuarán “implementando”, aseguró el mandatario francés entre aplausos.

El acuerdo de París, que busca limitar el calentamiento climático, fue firmado en diciembre de 2015 en la capital francesa por 195 países.

“Desmontar el acuerdo sería destruir un pacto entre los estados y las generaciones”, siguió Macron, criticando implícitamente a Trump, que decidió a comienzos de junio retirar a Estados Unidos del pacto.

Macron quiere mantener acuerdo con Irán

Macron consideró de otro lado que sería “un grave error” abandonar el acuerdo nuclear con Irán, como amenaza Estados Unidos, y dejó la puerta abierta a negociaciones para extender el alcance del pacto después de 2025.

“Nuestro compromiso sobre la no proliferación permitió obtener un acuerdo sólido, firme, que permite verificar que Irán no se dote de un arma nuclear. Ponerle fin hoy sin proponer otra cosa sería un grave error, no respetarlo sería irresponsable, porque es un acuerdo útil”, dijo Macron ante la Asamblea General de la ONU.

Concluido el 14 de julio de 2015 en Viena tras más de una década de tensas negociaciones, el acuerdo entre Teherán y seis potencias mundiales (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) garantiza la naturaleza civil del programa nuclear de Irán, a cambio del levantamiento de sanciones.

Sin embargo, algunas de sus disposiciones caducan en 2025, algo criticado por Estados Unidos e Israel.

Además, Teherán continúa realizando pruebas de misiles balísticos, una actividad no prohibida en el convenio de Viena, pero sí en la resolución 2231 de la ONU, aprobada al cerrarse el pacto. Esa resolución insta a Irán a dejar de probar misiles diseñados para transportar ojivas nucleares.

Macron dijo que desea completar el acuerdo de Viena con previsiones que contemplen que pasará después de 2025. “Seamos más exigentes, pero no destruyamos lo que los acuerdos ya han asegurado”, dijo.

Grupo de contacto sobre Siria

Ante la Asamblea General de Naciones Unidos, el mandatario francés abogó también por la creación de un “grupo de contacto” sobre Siria, con el fin de impulsar una nueva dinámica para encontrar una solución política al conflicto que deja más de 330.000 muertos y millones de refugiados desde 2011.

Las negociaciones llevadas a cabo en Astaná (Kazajistán), por Rusia, Irán y Turquía, y que no contemplan los aspectos políticos, “no es suficiente”, añadió.

El grupo ideado por Francia estaría compuesto por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU "y las partes implicadas" en el conflicto, precisó Macron, en su primer discurso ante la cita anual de líderes mundiales en Nueva York.

No explicó sin embargo si Irán, uno de los protagonistas mayores de la guerra y rechazado por Estados Unidos, estaría asociado a las discusiones.

En una rueda de prensa, Macron estimó que el presidente sirio, Bachar al Asad, es un ‘criminal’ que debe ser juzgado por la justicia internacional.

“Bachar al Asad es un criminal, él deberá ser juzgado y responder a sus crímenes ante la justicia internacional. Pero yo no he hecho de su destitución una condición previa por pragmatismo”, dijo Macron durante una rueda de prensa, señalando que le corresponde al pueblo sirio “escoger libremente al dirigente que le sucederá”.

El presidente francés denunció asimismo ante la ONU la “limpieza étnica” contra los rohinyás en Birmania, de donde han huido más de 400.000 personas pertenecientes a esta minoría musulmana en las últimas semanas para refugiarse en Bangladés.

“Las operaciones militares deben cesar, el acceso humanitario debe estar garantizado, y los derechos restablecidos, ante esto que, nosotros sabemos, es una limpieza étnica”, declaró Macron en su primera intervención ante la Asamblea general de la ONU.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.