Saltar al contenido principal
Francia | Mercosur

Mercosur: Francia se opone a la cuota de importación de carne

Sede del Mercosur en Montevideo, Uruguay.
Sede del Mercosur en Montevideo, Uruguay. Flickr/CC/Carlos Borroni

El gobierno de Francia no está de acuerdo con la propuesta de la Comisión Europea de importar 70.000 toneladas de carne bovina por año desde el Mercosur. "Los consumidores no quieren una alimentación 'low cost', dijo el ministro de agricultura francés, Stéphane Travert.

Anuncios

La importación de 70.000 toneladas de carne desde el Mercosur para la Unión Europea es una cifra que no convence al gobierno francés.

"Juntamos a ocho países socios europeos y, el lunes, en Luxemburgo en el Consejo Europeo de ministros de Agricultura, recordaré la oposición de Francia y el método empleado para iniciar las negociaciones (comerciales de la UE) con el Mercosur", dijo el ministro Stéphane Travert en un salón profesional en el centro de Francia.

Travert agregó que en la reunión del lunes dará cuenta de "nuestro desacuerdo en iniciar la discusión con la llegada de carne bovina a la mesa de negociaciones".

La Comisión Europea propuso a los 28 miembros del bloque a fines de septiembre aceptar el ingreso de un contingente anual de 70.000 toneladas de carne bovina y 600.000 toneladas de etanol producidos en los países del Mercosur, con el objetivo de cerrar un acuerdo comercial con el bloque Sudamericano.

Pero esos números frustraron al bloque sudamericano y amenazan con entorpecer el avance de la siguiente fase de las articulaciones: el acceso a los mercados.

"Somos europeos y debemos por supuesto reaccionar en un contexto global, pero soy también el ministro de Agricultura francés y vengo a proteger a los agricultores, y defender las filiales", dijo el ministro deseando que "las filiales francesas" (de carne bovina, etanol, azúcar...) no sean "la variable de ajuste de los acuerdos con el Mercosur".

"Los consumidores no quieren una alimentación 'low cost', quieren una alimentación sana, durable y que sea accesible, y es con las filiales que vamos a construir el dispositivo", dijo.

La propuesta europea estuvo por debajo de las 100.000 toneladas de carne y el millón de toneladas de etanol que había ofrecido durante el fallido intercambio de ofertas de 2004, contrariando el entendimiento de que cualquier cuota debería mejorar a las de ese año.

"Quedaron por abajo de las expectativas (...) Esa es la razón principal de la decepción del Mercosur", dijo el diplomático Ronaldo Costa Filho, de Brasil, país que ocupa la presidencia pro témpore del bloque.

El resultado de la ronda de conversaciones también generó una reacción negativa en el sector privado de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, países que integran esa unión aduanera sudamericana.

Ambos bloques intentan aterrizar un acuerdo comercial desde 1999.

Tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, la UE quiso impulsar una política de libre comercio: en julio alcanzó un "acuerdo político" con Japón, quiere cerrar otro en 2017 con México y anunció su intención de abrir negociaciones con Australia, Nueva Zelanda y Chile.

El objetivo compartido con el Mercosur es alcanzar un acuerdo "estilo Japón" en la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) prevista para diciembre en Buenos Aires.

 

Con AFP.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.