Saltar al contenido principal
México

José Antonio Meade luchará por la candidatura presidencial del PRI

José Antonio Meade, ministro de Finanzas saliente (izquierda) junto al presidente mexicano Enrique Peña Nieto, el 27 de noviembre de 2017 en la residencia presidencial Los Pinos.
José Antonio Meade, ministro de Finanzas saliente (izquierda) junto al presidente mexicano Enrique Peña Nieto, el 27 de noviembre de 2017 en la residencia presidencial Los Pinos. Fuente: Reuters.

El saliente ministro de Hacienda de México, José Antonio Meade, un independiente que ocupó tres carteras ministeriales en la actual administración, dijo este lunes que buscará la candidatura a la presidencia del país por el oficialista PRI.

Anuncios

José Antonio Meade, de 48 años, anunció este lunes que buscará la candidatura a la presidencia del país por el oficialismo en los comicios de 2018 tras abandonar, el mismo día, el ministerio de Hacienda.

Meade dijo que solicitará su registro como precandidato a la presidencia de la república por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), a menos de una semana de que se cumpla el plazo que impone el partido para el registro de interesados en la postulación.

“Lo hago con profunda convicción y emoción, mi único anhelo es servir a mi país y mi gran privilegio ha sido trabajar por México", dijo Meade, en medio de la ovación de cientos de trabajadores del ministerio que presidió hasta este lunes.

Este cambio de gabinete no tomó a nadie por sorpresa. Porque es parte de las maniobras electoralistas del presidente y de su partido, ya que abrió las inscripciones para sus precandidatos a la elección presidencial del año próximo. Pero esta vez con un cambio muy importante en sus estatutos: prevén la posibilidad de que un ciudadano que no pertenezca al PRI aspire a la candidatura presidencial del tricolor.

Este cambio parece ser un traje a medida para José Antonio Meade: la eliminación del anterior requisito de 10 años de militancia en el PRI le permitirá solicitar su registro como precandidato.

Pero también es posible que se vuelva EL candidato del PRI por imposición del presidente Peña Nieto, si éste hace uso del famoso dedazo. Y eso porque es el candidato idóneo: por no pertenecer al PRI y por haber sido también ministro del presidente panista Felipe Calderón, José Antonio Meade puede atraer el voto no solo de los priistas, pero también de los electores del Partido Acción Nacional.

La inédita apuesta del PRI por un candidato que no milita en sus filas supone un desafío a López Obrador, conocido como AMLO, y su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que encabeza las preferencias según varias encuestadoras aunque aún no formaliza su candidatura.

El perfil de profesional independiente y honesto de Meade podría restarle votos a AMLO, que aunque congrega a muchos mexicanos hartos de los partidos tradicionales, también genera resistencia entre otros, que lo ven como un populista radical y antisistema, según expertos.

Para el analista político, José Antonio Crespo, de todos los posibles candidatos, Meade es "el más competitivo porque puede jalar votos de no priistas que no quieren que gane López Obrador".

"No se le han conocido escándalos de corrupción. Incluso, para muchos panistas (partidarios del opositor Partido Acción Nacional, PAN), es alguien que trabajó en un gobierno panista", dijo Crespo a la AFP.

Meade ocupó las carteras de Relaciones Exteriores y Desarrollo Social en la actual administración, pero también fue titular de Energía y de Hacienda en el gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012) del conservador PAN.

Con Patrick John Buffe, corresponsal de RFI en México, y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.