Saltar al contenido principal
Mundo Ciencia

La Antártica, un laboratorio a escala natural

Audio 10:24
Pinguinos sobre un bloque de hielo en la estación francesa de Dumont d'Urville
Pinguinos sobre un bloque de hielo en la estación francesa de Dumont d'Urville REUTERS/Pauline Askin

Según observaciones realizadas por la NASA, entre 2002 y 20016, la Antártica perdió cerca de 125 gigatoneladas hielo por año, generando un aumento del nivel del mar de 0,35 milímetros por año. Se trata de uno de los fenómenos más visibles de los efectos del cambio global, en un lugar que además de jugar un papel de primer plano sobre el clima global, se ha transformado en un verdadero laboratorio para los científicos del mundo entero.

Anuncios

Par los científicos, la Antártica funciona como el lugar de observación por excelencia y por ende, donde surgen las primeras señales de alarma, Un sistema circulatorio conectado con el resto del globo, un laboratorio donde trabajan científicos de prácticamente todas las nacionalidades.

La Antártica ofrece a los científicos, no solo un laboratorio a escala natural, sino tambien la oportunidad de estudiar fenómenos a una escala y tasa, es decir importancia y la frecuencia, fácilmente observables para el ser humano.

La Antártica, un laboratorio blanco que pemite sino evitar, al menos anticipar, muchas de las aceleradas mutaciones que afronta nuestro planeta y sus habitantes.

Entrevistados : Marcelo Leppe, director del Instituto Antártico Chileno y Nelson Valdivia,"investigador del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) y de la Universidad Austral de Chile".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.