Saltar al contenido principal
Brasil

Brasil: Lula debe entregarse a la policía este viernes

Imputado en otros seis procesos judiciales, el exmandatario niega todas las acusaciones y las considera parte de un complot de las élites para que no pueda volver al poder.
Imputado en otros seis procesos judiciales, el exmandatario niega todas las acusaciones y las considera parte de un complot de las élites para que no pueda volver al poder. Reuters

El juez brasileño Sergio Moro emitió este jueves una orden de prisión contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 12 años y un mes de cárcel por corrupción, dejándole la posibilidad de entregarse voluntariamente antes del viernes a las 17Hrs hora local (20Hrs GMT).

Anuncios

El partido de los Trabajadores (PT), del exmandatario (2003-2010), convocó de inmediato a una "movilización general" contra la detención de su líder, que encabeza en todas las encuestas las intenciones de voto para las elecciones de octubre.

Lula se mostró por la noche para saludar a unos 2.000 manifestantes congregados frente a la sede del Sindicato Metalúrgico en Sao Bernardo do Campo, en el cordón industrial de Sao Paulo. Una protesta mayor se convocó para el viernes por la tarde.

"Lula es inocente, y no hay crimen más grave que condenar a un inocente", dijo en el mitin de Sao Bernardo do Campo la expresidenta Dilma Rousseff, destituida en 2016 por el Congreso.

Senador: Lula "decidirá mañana"

El senador Lindnbergh Farias, de PT, aseguró que Lula "dejó para mañana (viernes)" la decisión de entregarse. "Está recibiendo a gente, pero la idea es que vaya a su casa, tome un baño, descanse un poco, se reponga un poco y vuelva mañana", dijo Farias a periodistas durante el mitin frente al Sindicato Metalúrgico.

El juez Moro, emblema de la operación anticorrupción Lava Jato, indicó que le

concede a Lula, "en consideración de la dignidad del cargo que ocupó, la oportunidad de presentarse voluntariamente" ante la Policía Federal de Curitiba (sur) antes del viernes a las 17Hrs (20Hrs GMT).

Prohibió además "la utilización de esposas en cualquier hipótesis" e informó que Lula permanecerá en una "sala reservada" en la sede de la Policía Federal de Curitiba, "separado de los demás presos, sin ningún riesgo para su integridad moral o física".

La orden de arresto sorprendió por su rapidez, menos de 24 horas después de que el Supremo Tribunal Federal (STF) rechazara por un estrecho margen de 6-5 un recurso para que el expresidente (2003-2010) pudiera recurrir en libertad, ante las máximas instancias judiciales, la sentencia a 12 años y un mes de cárcel.

Imputado en otros seis procesos judiciales, el exmandatario niega todas las acusaciones y las considera parte de un complot de las élites para que no pueda volver al poder después de haber dejado el cargo en 2010 como el presidente más popular de la historia reciente de Brasil.

Con AFP
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.