Saltar al contenido principal
Nicaragua

Nicaragua: Ortega pierde respaldos al intensificarse las violencias

El presidente nicaragüense Daniel Maduro y su esposa, la vice presidenta Rosario Murillo, durante la primera ronda de diálogo con la oposición.
El presidente nicaragüense Daniel Maduro y su esposa, la vice presidenta Rosario Murillo, durante la primera ronda de diálogo con la oposición. REUTERS/Oswaldo Rivas

La empresa privada en Nicaragua, uno de los soportes del gobierno del presidente Daniel Ortega, cerró filas este miércoles en torno a sectores que piden su salida del poder en medio de recrudescientes violencias que dejan al menos 92 muertos.

Anuncios

El sector empresarial era uno de los soportes del gobierno que, junto con sindicatos oficialistas, instauraron el llamado "modelo de consenso", que les permitió una participación activa en la toma de decisiones que les afectan y aprobar leyes en el Parlamento.

Ese sector ha sido cuestionado por estudiantes y la sociedad civil de haber permitido abusos del gobierno en 10 años de alianza y de mantener "un silencio cómplice, durante las protestas y represión". 

El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) aclaró en un comunicado que, desde el 18 de abril cuando estallaron las protestas, "se suspendió cualquier reunión con el gobierno como rechazo a la represión". Este martes llamó a sus representantes que ocupan cargos en las directivas de entidades del Estado a "renunciar de manera inmediata".

En paralelo, este miércoles, el presidente Daniel Ortega declaró que se mantendrá en el poder pese a que el descontento no cede.  "Nicaragua nos pertenece a todos y aquí nos quedamos todos (...) el dueño de Nicaragua somos todos los nicaragüenses independientemente del pensamiento político y religioso", dijo Ortega en un discurso ante miles de sus seguidores en Managua.

Tras el discurso de Ortega la violencia recrudeció en varios puntos del país, donde hubo enfrentamientos entre opositores, policías y grupos oficialistas que dejaron cinco muertos en la jornada, llevando el saldo de fallecidos a 92 personas desde que estallaron las protestas el 18 de abril.

Expertos investigarán muertes

Este miércoles la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la secretaria general de la OEA acordaron crear un grupo de expertos independientes para investigar la violencia en las protestas de Nicaragua, que contó con la anuencia del gobierno.

El grupo tendrá un mandato inicial de seis meses y estará conformado por cuatro

expertos en la protección de los derechos humanos, que serán seleccionados por la CIDH y designados por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Por su lado una comisión nombrada por el parlamento para investigar la violencia ocurrida en las protestas, calcula que las movilizaciones habrían dejado 85 muertos y 997 lesionados, pero advirtió que aún se está en proceso de verificar los datos.

La policía reforzó la seguridad de sus instalaciones protegiéndolas con muros de piedras, que reemplazaron a las mallas que antes protegían el lugar.

El perímetro de seguridad de la residencia de Ortega, donde también despacha asuntos de Estado, fue ampliado en varias cuadras y reforzado con muros de piedra. Pobladores que viven cerca quedaron encerrados y su movilización sujeta a la autorización de agentes policiales.
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.