Saltar al contenido principal
NICARAGUA

Dos muertos en ataque de fuerzas de Ortega en Masaya y Managua

Masaya, ayer
Masaya, ayer REUTERS/Oswaldo Rivas

Al menos dos muertos y una veintena de heridos dejaron este viernes ataques de fuerzas del gobierno en la ciudad de Masaya y en una universidad de Managua, mientras el presidente Daniel Ortega abogaba en un acto público por la paz en Nicaragua.

Anuncios

Una iglesia de Managua, donde están atrincherados unos 200 estudiantes que participan en las protestas contra el presidente Daniel Ortega, seguía este sábado bajo disparos de las fuerzas del gobierno nicaragüense, en un conflicto que en tres meses dejó más de 270 muertos. El asedio a la parroquia Divina Misericordia, ubicada en el suroeste de la capital, comenzó tras un ataque de policías y paramilitares a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), al lado del templo.

"Nos quieren matar", "estamos rodeados", "ayúdennos", gritan jóvenes desesperados, entre el ruido de las balas, según la transmisión en vivo de tres periodistas locales que quedaron atrapados en la iglesia.Poco antes de la medianoche, en la oscuridad, el sacerdote Raúl Zamora había salido del templo con una bandera del Vaticano para evacuar a los heridos graves y al periodista del Washington Post, Joshua Partlow, que salieron tras una negociación de la Iglesia.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, y altos funcionarios de Estados Unidos condenaron los hechos.

 

Dos nuevas víctimas
 

Un enfrentamiento con pobladores manifestantes, que tenían bombas artesanales, dejó un policía y un civil muertos en Monimbó, según la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos. Los paramilitares y policías usaron "armas de alto calibre", agregó. "Terrible lo que está pasando. Sentimos impotencia. El gobierno se endurece cada día más. Habla de paz con violencia", comentó a la AFP la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez.

Mientras ocurría el ataque en Monimbó, Ortega y su esposa Rosario Murillo culminaban el recorrido de una caravana de vehículos de seguidores, que no pudo entrar a ese aguerrido barrio de Masaya, donde pobladores están atrincherados en resistencia al gobierno.La caravana conmemoró el histórico "repliegue", una gesta guerrillera previa al triunfo de la insurrección popular que, encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), derrocó al dictador Anastasio Somoza en 1979.

(Con AFP)

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.