Saltar al contenido principal
Noticias de América

Macri empodera a FF.AA. para usos internos pese al rechazo de la sociedad

Audio 04:40
Las organizaciones de Derechos Humanos se reúnen para protestar contra el uso del gobierno argentino de las fuerzas militares para la seguridad interna en la Plaza de Mayo, Buenos Aires, el pasado 26 de julio de 2018.
Las organizaciones de Derechos Humanos se reúnen para protestar contra el uso del gobierno argentino de las fuerzas militares para la seguridad interna en la Plaza de Mayo, Buenos Aires, el pasado 26 de julio de 2018. REUTERS / Marcos Brindicci

Argentina ha entrado en una polarización luego de una polémica decisión del presidente Mauricio Macri. El mandatario ordenó, a través de un decreto supremo, que ahora las Fuerzas Armadas tendrán la misión de supervisar las fronteras y colaborar en las tareas de vigilancia interior para combatir el narcotráfico o intervenir en posibles atentados terroristas.

Anuncios

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa

A juicio del presidente, Argentina debe estar preparada para los nuevos tipos de enemigos que desafían el mundo. Con estas intenciones presidenciales, se abrió un intenso debate acerca de tener unas FF.AA. activas. Con la medida de Mauricio Macri se obtendrían fondos para reflotar a uno de los ejércitos menos desarrollados del hemisferio latinoamericano.

Luis Alberto Somoza, experto en seguridad estratégica y políticas de seguridad y defensa nacional, explica que el estado de las FF.AA. es deplorable y existe una desinversión total, lo que las convierte en uno de los menos desarrollados de América Latina.

Sin embargo, para Manuel Tufró, coordinador del equipo de Seguridad Democrática y Violencia Institucional del Centro de Estudios Legales y Sociales, no está justificado el uso de las FF.AA. contra el narcotráfico y no hay amenazas de terrorismo internacional sobre Argentina.

Por el contrario, indica que su intervención no reduce ni evita estos problemas. Además, apunta que la medida de Macri rompe con la clara política de separar las labores de Defensa Nacional con las de Seguridad Interior, adoptada en 1983.

Y la relación FF.AA. y población resucitan a los fantasmas de la dictadura y las imágenes de las botas oprimiendo al país. La última, de 1976 a 1983, ha dejado demasiadas heridas en la conciencia colectiva como para tolerar un resurgimiento de las FF.AA. en la vida interna de los argentinos. Estela de Carlotto, presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, señala que podría contagiarse un poder absoluto a las FF.AA. sobre la vida de los ciudadanos.

Pero pese a los argumentos de los opositores, la medida avanza, pues el poder ejecutivo ya prevé el equipamiento de 10.000 hombres para ponerlos en circulación.

Entrevistados: Manuel Tufró, coordinador del equipo de Seguridad Democrática y Violencia Institucional del Centro de Estudios Legales y Sociales; Luis Alberto Somoza, experto en seguridad estratégica y políticas de seguridad y defensa nacional; Estela de Carlotto, presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.