Saltar al contenido principal
Paraguay

Abdo Benítez, “hijo de la dictadura”, al mando de Paraguay

De 46 años, "Marito", como se le conoce popularmente, estudió mercadeo en Estados Unidos.
De 46 años, "Marito", como se le conoce popularmente, estudió mercadeo en Estados Unidos. REUTERS/Andres Stapff

El nuevo mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez, toma posesión oficial de su cargo este miércoles. A pesar de sus fuertes vínculos con la dictadura de Stroessner, “Marito” pide que se le juzgue por el presente y no por el pasado.

Anuncios

Lleva el mismo nombre de su padre, quien fue el secretario personal del dictador Alfredo Stroessner. Como su progenitor, defiende el legado económico y de infraestructura de aquel gobierno sangriento, a pesar del costo humano que dejó en la nación suramericana: 400 muertos y decenas de miles de desaparecidos y exiliados.

Para sus críticos nada lo diferencia de su padre, excepto su apodo: Marito. Pero Abdo hijo pide que lo juzguen por el presente. Promete que liderará "un salto para adelante" en Paraguay, donde casi un tercio de la población vive en la pobreza o la extrema pobreza. Las formas para combatir la precariedad económica aún no están claras.

Abdo Benítez asegura que mantendrá el actual modelo de administración del país que ha impulsado un crecimiento económico sostenido en los últimos años. Advirtió que en su gobierno no prosperará ningún intento de promover el matrimonio igualitario o legalizar el aborto.

El actual presidente de Paraguay estudió Marketing Político en Estados Unidos e hizo carrera militar en su país, donde tiene el título de subteniente de aviación de reserva y es paracaidista. Ha manejado de manera hábil la millonaria herencia que le dejó su padre y dos empresas de construcción vinculadas al gobierno.

A pesar de que basó su campaña en las críticas contra su predecesor, Horacio Cartes, su lema es “un país unido y sin divisiones”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.