Saltar al contenido principal
Grandes Reportajes de RFI

De Centroamérica a Tijuana: el calvario de los migrantes

Audio 15:02
Migrantes en Tijuana, México.
Migrantes en Tijuana, México. ©Guillermo Arias/AFP

Miles de centroamericanos escapan hacia el norte huyendo de la barbarie criminal de las maras pandilleras y del olvido de un Estado que no existe para ellos. Al cruzar la frontera sur de México les espera una política indolente que los criminaliza, que persigue y violenta sistemáticamente sus derechos. Obligados a tomar rutas irregulares y peligrosas, se  arriesgan a ser presa de traficantes u otros delincuentes. 

Anuncios

En este reportaje sonoro recogemos algunas historias de inmigrantes centroamericanos que han llegado a Tijuana tras padecer las estaciones del viacrucis hacia Estados Unidos.

La última estación del viacrucis migratorio de los centroamericanos es la norteña ciudad mexicana de Tijuana en donde quedan atrapados por las políticas de "tolerancia cero" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Pero a lo largo de su ruta, los migrantes son blanco de delitos y violaciones de Derechos Humanos ante los cuales el Estado de México es indiferente o, en ocasiones, partícipe. Durante los gobiernos de Calderón y Peña Nieto, México se convirtió en el guardián de la frontera con Estados Unidos para evitar que pasen al vecino del norte los pobres y los indeseables.

El informe anual "El Estado indolente: un recuento de la violencia en las rutas migratorias y perfiles de movilidad en México", de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem) -integrada por 23 albergues, comedores y organizaciones localizadas en 13 estados de la República- detalló que el principal delito y violación a los Derechos Humanos contra migrantes en 2017 fue el robo, con 76,06 por ciento de los testimonios recabados. De los ilícitos, 75 por ciento fueron cometidos por particulares y 25 por ciento por fuerzas de seguridad del Estado. Al hurto, le siguen, en menor escala, lesiones, extorsión, secuestro, violencia sexual y abuso de autoridad.

Los defensores de derechos de los migrantes exhortan al nuevo gobierno de izquierda mexicano, en cabeza de López Obrador, a que entable otro tipo relaciones con los países centroamericanos y con EE.UU., a que establezca un libre tránsito para los inmigrantes así como el cese de la persecución de parte del Instituto Nacional de Migración.

Soraya Vásquez, del Comité Estratégico de Ayuda Humanitaria en Tijuana, cree que se precisa diseñar una política migratoria más ordenada con programas que ubiquen a los inmigrantes en los lugares donde hay mayor oferta del trabajo y proyectos de apoyo a los países vecinos: "Como país México tiene esa obligación con Centroamérica: tomar las riendas de la región y promover cuestiones de apoyo e intercambio económico y de paz social. Tenemos que dejar de ver sólo hacia al norte. Nosotros tenemos también que mirar al sur".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.