Saltar al contenido principal

Sánchez busca subsanar el "déficit" de España en Latinoamérica

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez REUTERS

El presidente español visita en cinco días Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica. Una primera gira por Latinoamérica en la que busca equilibrios y dirigirse a interlocutores de diverso pelaje político. La situación de Venezuela y Nicaragua, presente en sus encuentros con sus cuatro homólogos. 

Anuncios

En su primer desplazamiento fuera de Europa, el presidente español, Pedro Sánchez, busca fortalecer la relación con Latinoamérica y ofrecer respaldo a las empresas y cooperantes españoles que operan en la región. Sánchez se reunirá con los jefes de Estado de los cuatro países que visitará para analizar las relaciones bilaterales,  la situación en Venezuela y Nicaragua, y la próxima Cumbre Iberoamericana, que se celebrará el 15 y 16 de noviembre en Guatemala. 

La primera parada de la gira será hoy en Santiago de Chile, donde se reunirá en el Palacio de la Moneda con el presidente Sebastián Piñera. El martes en Bolivia, Sánchez firmará con Evo Morales tres acuerdos de cooperación, entre ellos el que abriría la puerta para la construcción del denominado tren bioceánico. El proyecto consiste en unir con una línea ferroviaria los puertos de Ilo (Perú) y Santos (Brasil) a través de Bolivia. Ya el miércoles, el presidente español llegará a Colombia, donde ofrecerá al mandatario colombiano, Iván Duque, su apoyo en el proceso de paz con el Ejército de Liberación Nacional

 

Tomas Pérez Vejo; profesor-investigador en la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México y Doctor Univ Complutense

 

 

Eso en cuanto a la agenda oficial, pero a nadie escapa que el propósito del Gobierno español es  recuperar el peso perdido en América Latina, tras los años marcados por la crisis económica. Así lo cree Hugo Pérez Vejo, profesor-investigador en la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México. "Un intento de recuperar un espacio que los anteriores gobiernos españoles habían abandonado" dice Pérez Vejo a RFI, que señala la cuidadosa elección de países, cuyos gobernantes atienden a diversas sesibilidades políticas,  que configuran esta gira.  

Según fuentes de la presidencia española, se han elegido países de distinto color político para su gira de presentación latinoamericana. Alguno de ellos, como Bolivia, no lo visitaba un presidente español desde hacía 20 años.

España y América Latina han compartido una relación más que histórica. Los países de la región veían en Madrid la puerta de entrada al mercado europeo; por su parte, el país ibérico se distinguía, entre sus socios regionales, como el trampolín hacia el Nuevo Mundo. Incluso en las negociaciones para lograr el ingreso en la Comunidad Económica Europea (CCE), en la década de los 80, este vínculo se convirtió en uno de los mejores baluartes para el Gobierno español. El gran impulso en esta relación trasatlántica fue el proceso de privatización que vivió América Latina en los noventa. La apertura del sector público permitió la internacionalización de las empresas españolas en la región. De hecho, se estima que casi la mitad de la inversión extranjera directa (IED) española en la década de los 90 se dirigió a esa parte del mundo

 

(Con EFE, France Presse y fuentes propias)

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.