Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Trump continúa apoyando la nominación de Kavanaugh a la Corte Suprema

El presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, habla de la nominación de su candidato a la Corte Suprema durante una conferencia de prensa con su par polaco en la Casa Blanca, el 18 de septiembre de 2018.
El presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, habla de la nominación de su candidato a la Corte Suprema durante una conferencia de prensa con su par polaco en la Casa Blanca, el 18 de septiembre de 2018. Fuente: Reuters.

El presidente estadounidense reiteró este martes el apoyo a su candidato para la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, antes de una explosiva audiencia en el Congreso la próxima semana en la que el juez deberá refutar acusaciones de agresión sexual en su contra

Anuncios

Con Xavier Vila, corresponsal de RFI en Washington

La bancada republicana en el Congreso bascula entre la incomodidad de escuchar en sede parlamentaria a la mujer que acusa a su candidato a juez del Supremo Brett Kavanaugh de acosarla sexualmente 35 años atrás y la obligación de impulsar su testimonio en esta época del MeToo, en que casos de abuso sexual masculino han despeñado carreras como la del magnate del cine Harvey Weinstein.

El debate de fondo pasa por la catadura moral de Kavanaugh, acosado por la profesora universitaria Christine Blasey Ford, hoy de 51 años, de manosearla en una fiesta de adolescentes. El magistrado lo niega en redondo. En el mismo sentido, Mark Judge, a quien Ford ubicó en el lugar de los hechos de la presunta agresión como testigo, se negó categóricamente a testificar.

"No tengo memoria de este presunto incidente. Nunca vi a Brett actuar de la forma en que describe la Dra. Ford", dijo Judge en una carta remitida por sus abogados al comité del Senado.

Ford justifica la denuncia 7 lustros después en la trascendencia del puesto que espera a Kavanaugh en el alto tribunal.

Y ante el embrollo y el peligro de que una comparecencia sólo sirva para escuchar acusaciones mutuas sin pruebas, la denunciante esgrime que el FBI debería investigar antes de su comparecencia.

En una misiva enviada al comité, los abogados de Ford afirman que "una investigación completa por parte de los agentes de la ley asegurará que hechos y testigos cruciales sean evaluados de forma no partidista, y que el comité esté cabalmente informado antes de cualquier audiencia o tomar cualquier decisión".

El presidente Trump descarta esta poción y -en el fondo- transpira la impresión que interesa menos la veracidad del supuesto acoso y más la munición que representa para que los dos grandes partidos lo utilicen como arma arrojadiza.

Para sus detractores no es más que un instrumento de la oposición. Para sus partidarios el caso demuestra como hombres blancos con poder como Kavanaugh tienen carta blanca para delinquir sin consecuencias.

La pulseada tiene visos de un 'deja vu' de las audiencias en 1991 para la nominación de Clarence Thomas a la Corte Suprema, quien fue acusado de acoso sexual reiterado por Anita Hill, una académica con la cual había trabajado una década antes.

Entonces, los republicanos convirtieron la audiencia en un proceso contra la propia Hill y finalmente Thomas fue confirmado en el cargo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.