Saltar al contenido principal

Responsables judíos de Pittsburgh acusan a Trump de fomentar odio

Un equipo de 'Chesed Shel Emes Emergency Services and Recovery Unit' delante de la sinogoga Tree of Life, este 28 de octubre de 2018, en Pittsburgh.
Un equipo de 'Chesed Shel Emes Emergency Services and Recovery Unit' delante de la sinogoga Tree of Life, este 28 de octubre de 2018, en Pittsburgh. REUTERS/Cathal McNaughton

Tras el ataque antisemita de este 27 de octubre en una sinagoga de Pittsburgh, responsables judíos de la ciudad acusaron en una carta abierta a Donald Trump de ser responsable de la situación por haber reforzado la ideología del "nacionalismo blanco".

Anuncios

Fue el peor ataque contra la comunidad judía en la historia del país. Robert Bowers irrumpió en la sinagoga Tree of Life (Árbol de la Vida) gritando: "Todos los judíos deben morir", mientras abría fuego en plena ceremonia para celebrar un nacimiento. Además de los 11 fallecidos, seis personas resultaron heridas. El atacante fue detenido en el lugar y se enfrenta a la pena de muerte.

Tras lo ocurrido, este domingo, un grupo de responsables judíos de la asociación Bend The Arc en Pittsburgh hizo pública una carta en la que acusan a Donald Trump de fomentar el odio entre la población: "Estos tres últimos años, sus palabras y sus políticas han incentivado un movimiento nacionalista blanco que está creciendo. Usted mismo calificó al asesino de maléfico, pero la violencia que surgió ayer es la culminación directa de su influencia", escriben.

"Nuestra comunidad judía no es el único grupo en el que se focalizó", denuncian. "También ha socavado deliberadamente la seguridad de las personas de color, los musulmanes, las personas LGBTQ y las personas con discapacidades". Asimismo, le reprochan haber sembrado "el miedo sobre las familias migrantes en Centroamérica" con mentiras.

La carta asegura que Trump "no será bienvenido en Pittsburgh" mientras no corrija su actitud y se comprometa con "políticas democráticas que reconocen la dignidad de todos".

"La Torah nos enseña que todo ser humano está hecho b’tzelem Elohim, a imagen de Dios. Esto significa cada uno de nosotros", reza finalmente la carta.

Trump había condenado el ataque como "un asalto a la humanidad; nos exige a todos trabajar juntos para extraer el odio venenoso o el antisemitismo de nuestro mundo". Pero las teorías conspirativas, que acusan a los judíos de dominar el gobierno y el mundo de las finanzas, son muy comunes en el seno del movimiento de l’alt-right, la extrema derecha estadounidense que apoya a Trump y que ha ganado influencia en los últimos años.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.