Saltar al contenido principal
MEXICO

Francia toma distancia con AMLO sobre el nuevo aeropuerto

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.
El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador. Reuters

Tras una polémica consulta ciudadana, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este lunes que cancelará el millonario proyecto del nuevo aeropuerto internacional en Ciudad de México.

Anuncios

Este 29 de octubre, al anunciar en conferencia de prensa su decisión de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), Andrés Manuel López Obrador afirmó haber solicitado la ayuda de Francia para que una empresa presente un dictamen sobre la compatibilidad entre el NAIM y el aeropuerto de Santa Lucía.

El presidente electo añadió haber recibido de manos del canciller francés Jean-Yves Le Drian una carta de Macron que rezaba: “La rapidez con la que hemos respondido a sus solicitudes, en especial en el ámbito aéreo, da muestra de hasta qué punto queremos que la intensificación de la relación franco-mexicana sea prioritaria, relación que, deseo, sea ejemplar y llegue a convertirse en una verdadera alianza”.

A raíz de estas declaraciones, la Embajada de Francia en México aclaró que la ayuda proporcionada por el gobierno de Macron se limitó a dar el contacto de una empresa al equipo de transición, con el objetivo de elaborar un estudio sobre los actuales aeropuertos de la Ciudad de México (AICM) y de Santa Lucía, según informa el diario mexicano El Universal.

“El contacto de una empresa privada [Navblue], especializada en seguridad aérea, se transmitió a las autoridades de transición, a petición de ellas mismas”, señaló la embajada en una nota de prensa.

“Posteriormente, esta empresa fue solicitada directamente por las autoridades de transición para que elaborara un estudio técnico, circunscrito al tema del espacio aéreo. En la restitución de su estudio, la empresa también precisó que muchos otros parámetros se debían tomar en consideración”, prosiguió la embajada.

Sobre el proyecto del NAIM, “corresponde a México tomar sus propias decisiones”, estimó la representación diplomática de Francia en México.

En un polémico referéndum convocado por López Obrador, que contó con muchos detractores por irregularidades, la construcción del ambicioso aeropuerto fue derrotada por la propuesta de ampliación de la base militar de Santa Lucía, un proyecto que permitiría ahorrar, según AMLO, 100.000 millones de pesos (unos 5.000 millones de dólares).

“La decisión es obedecer el mandato de los ciudadanos, de modo que se van a construir dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía, se va a mejorar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y se va a reactivar el aeropuerto de Toluca”, dijo López Obrador en la conferencia de prensa. Afirmó que buscará que los constructores del nuevo aeropuerto de Texcoco continúen haciendo obras en Santa Lucía, o que se llegue a un arreglo.

La construcción de un nuevo aeropuerto, impulsada por el gobierno del saliente presidente Enrique Peña Nieto, buscaba solucionar el problema de saturación de la actual terminal aérea, que movió 44 millones de pasajeros el año pasado. Peña Nieto aseguró que hasta que termine su administración, “no se realizará modificación alguna ni a la concesión ni a la ejecución del proyecto”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.