Saltar al contenido principal

Entran en vigencia las sanciones sobre la industria energética de Irán

Llamarada de gas en una plataforma de producción de combustible en Irán. Julio de 2005.
Llamarada de gas en una plataforma de producción de combustible en Irán. Julio de 2005. © REUTERS/Raheb Homavandi/File Photo

A partir del 5 de noviembre, Estados Unidos sancionará a los importadores de petróleo iraní con el objetivo de privar a Teherán de su principal fuente de ingresos. Esta decisión podría también tener consecuencias sobre el mercado global donde el petróleo iraní es un actor clave.

Anuncios

La Casa Blanca anunció la imposición «del mayor régimen de sanciones de la historia» a Irán, seis meses después de que Donald Trump anunciara la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán. Estas sanciones se centran en la industria energética del país, que significa el 80% de los ingresos al gobierno.

"Con las sanciones contra los importadores de petróleo proveniente de Irán, Washington podría inclinar un mercado precariamente equilibrado y provocar un aumento en los precios del crudo, todo bajo la atenta mirada de Arabia Saudita", dijo Riccardo Fabiani, analista de Energy Aspects, entrevistado por AFP.

En abril, Irán exportó el equivalente a 2.5 millones de barriles por día, antes de que los compradores se retiraran del país debido al anuncio de sanciones.

Una sanción con excepciones

Si bien Estados Unidos había anunciado que el objetivo de esta nueva tanda de sanciones era reducir las exportaciones de Irán a cero barriles de petróleo, luego suavizó su posición. Mike Pompeo anunció que ocho países serán exceptuados de esta medida, hasta ahora no se conocen los nombres de estos países aunque Turquía e India han sido mencionados por los analistas. 

"India ha explicado a Estados Unidos que en un contexto de crisis monetaria como el que atraviesa no puede detener las importaciones de crudo iraní, al menos hasta marzo" que pesa sobre el poder adquisitivo"

Joel Hancock, analista de Natixis. 

Ante esta situación los principales países petroleros, además de Irán, deberán hacer un esfuerzo para producir más y compensar así la ausencia del crudo de Teherán. 

Protestas contra las nuevas sanciones

Miles de iraníes mostraron su descontento hacia Estados Unidos este domingo, al conmemorarse 39 años de la toma de la embajada de Estados Unidos durante la Revolución Islámica de 1979

En la víspera de la segunda ola de sanciones impuesta a la República Islámica, los iraníes quemaron dólares falsos y banderas estadounidenses mientras desfilaban con pancartas en contra de Donald Trump.

"Con la ayuda de Dios, la Resistencia, y con la determinación de la gente (...), esta última arma blandida por el enemigo - la guerra económica-- (...) será derrotada"

Ali Jafari, comandante de la Guardia Revolucionaria, el ejército de élite del régimen.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.