Saltar al contenido principal
Noticias de América

Investigación de Odebrecht retumba en Colombia tras tomar un giro trágico

Audio 04:46
El destape del caso Odebrecht ha tenido serias repercusiones en distintos países latinoamericanos.
El destape del caso Odebrecht ha tenido serias repercusiones en distintos países latinoamericanos. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

La ramificación de la trama de corrupción de la empresa Odebrecht en Colombia ha tomado un giro especialmente trágico. El hijo de Jorge Enrique Pizano, uno de los testigos clave en la investigación, murió envenenado con cianuro poco después del fallecimiento de su padre, aparentemente por un infarto.

Anuncios

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

Padre e hijo fallecieron entre jueves y domingo, y aunque en principio se creyó que fue por causas naturales, la autopsia de Alejandro Pizano reveló un presunto envenenamiento. Según la investigación, Alejandro Pizano, quien había viajado desde España para el sepelio de su padre, bebió un sorbo de una botella que se encontraba en el escritorio de su progenitor, se descompuso y murió camino al hospital.

Jorge Enrique Pizano, el padre, era el exauditor financiero de la empresa que se alió con Odebrecht para construir la Ruta del Sol II, que comunica el centro con el norte del país. Era testigo en la investigación por presuntos sobornos que habría pagado la constructora brasileña para quedarse con la millonaria obra.

El lunes, el noticiero del canal Noticias Uno reveló una entrevista que Pizano pidió mantener bajo reserva hasta cuando él recibiera protección en el exterior o falleciera. En ella, el ingeniero explica que el ahora fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, conocía desde 2013, antes de llegar al cargo, la trama de corrupción de Odebrecht en el país.

Pizano asegura en la grabación que había puesto al tanto al hoy fiscal Martínez cuando este letrado trabajaba como abogado para Corficolombiana, socia de la firma brasileña en Colombia. Corlicolombiana pertenece al grupo Aval, del magnate Luis Carlos Sarmiento Angulo.

Este conflicto de intereses entre empresarios y justicia ha despertado indignación en la oposición colombiana. “Es una cosa absolutamente bochornosa, la actitud tramposa, dolosa de este fiscal que se ha comportado como un auténtico rufián. Mientras protege a su principal cliente, el dueño del grupo Aval, el banquero más rico de Colombia, Luis Carlos Sarmiento Angulo, lo que estamos pidiendo desde hace dos años es que se haga a un lado para que la Justicia pueda actuar, es más, para que se pueda investigar al propio Martínez”, estima el senador Jorge Enrique Robledo del Polo Democrático.

“Nosotros consideramos que hay un llamado importante para que en Colombia tengamos un mejor control de conflictos de intereses, sobre todo de altos dignatarios del Estado”, resalta Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia Internacional Colombia.

El destape del caso Odebrecht ha tenido serias repercusiones en distintos países latinoamericanos. En Perú, Ecuador o Brasil, alcanzó a las más altas figuras del Estado. Sin embargo, en Colombia se tiene la impresión de que la investigación puede ir más lejos. Andrés Hernández subraya que “con esta apertura de alguna manera de un nuevo capítulo del proceso, esperamos que se pueda conocer aún más la verdad alrededor del caso”.

La muerte de los Pizano no es el único obstáculo que ha enfrentado este expediente en Colombia. A mediados de octubre, la fiscal del caso, Amparo Cerón, sufrió un accidente automovilístico durante sus vacaciones en Chile y pasó varios días en cuidados intensivos. Su situación médica le ha impedido reintegrarse a sus labores.

Entrevistados: Jorge Enrique Robledo, senador del Polo Democrático, y Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia Internacional Colombia.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.