Saltar al contenido principal

Crece la tensión entre Estados Unidos y la caravana de migrantes

San Ysidro, puesto fronterizo entre México y Estados Unidos.
San Ysidro, puesto fronterizo entre México y Estados Unidos. REUTERS/Adrees Latif

Ante la negativa de Estados Unidos de otorgar el asilo a los migrantes de la caravana, un grupo de estos realizó una manifestación de protesta y se dirigió hacia un puento fronterizo con la determinación de pasar hacia Estados Unidos. Al mismo tiempo, las fuerzas armadas estadounidenses desplegaron un operativo intimidante en una garita binacional de Tijuana para evitar cualquier intento de traspasar la frontera. 

Anuncios

Además de reforzar la frontera con barricadas metálicas y alambres de púas, el gobierno norteamericano no dudo en llamar a policías y soldados para disuadir a los migrantes de atraversar la frontera. Incluso se lanzaron bombas lacrimógenas y hasta varios helicópteros sobrevolaron la zona. 

El paso vehicular y peatonal se congeló durante unos 40 minutos en la garita de San Ysidro, mientras cientos de policías y soldados estadounidenses realizaban un "ejercicio a gran escala de rapidez operacional", según los términos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. 

Si se llega a un nivel en el que perdemos el control o personas pueden resultar heridas, cerraremos el ingreso al país por un período de tiempo.

Donald Trump

Donald Trump ha calificado a los migrantes de criminales y dispuso el envío de hasta 9.000 soldados a la frontera. 

"No nos van a linchar"

Migrantes de la caravana hacen cola en el Centro del Migrante para recibir su desayuno. Tijuana
Migrantes de la caravana hacen cola en el Centro del Migrante para recibir su desayuno. Tijuana REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Por su parte unos 200 centroamericanos de la caravana, cansados de continuar en los albergues donde viven hacinados, se manifestaron casi al mismo tiempo que ocurría el despliegue de las fuerzas estadounidenses. 

"¡Vámonos de una a la frontera! Ahí podemos presionar a Trump. En el albergue solo estamos perdiendo el tiempo y las fuerzas"

Carlos Rodríguez, un hondureño de la caravana.

Los migrantes tomaron la decisión de atravesar la frontera debido a que tras una noche de lluvia, sus colchonetas instaladas a la intemperie terminaron completamente empapadas. Ellos pensaron que al ser Día de acción de gracias en Estados Unidos, tal vez eso podría darles más oportunidades de pasar la frontera y ser aceptados. 

"Hoy es un día especial, de acción y gracias en Estados Unidos (Thanksgiving). No nos van linchar", decía entre aplausos y gritos de la muchedumbre enardecida.

.

Algunos integrantes de la caravana se han inscrito en listas de espera para tramitar legalmente el asilo en Estados Unidos, pero muchos se han desanimado al darse cuenta que podrían esperar durante meses para acceder a su turno.

Puestos de trabajo para mexicanos

Personal del Grupo Beta, que atiende a migrantes que cruzan por México en dirección a Estados Unidos, se reunió con miembros de la caravana para que desconvocaran la marcha además de hacerles notar la posibilidad de obtener trabajo en México.

Según un representante del Grupo Beta, que atiende a migrantes que cruzan por México en dirección a Estados Unidos, dijo que en Tijuana existe un amplia oferta laboral para los migrantes de la caravana y que tener un trabajo podría ayudarlos a hacer el trámite de petición de asilo en Estados Unidos.

Adicionalmente, la Secretaría (ministerio) del Trabajo y Previsión Social de México confirmó que la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay, en Tijuana, tiene 3.500 plazas de trabajo disponibles para migrantes que regularicen su situación migratoria. 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.