Saltar al contenido principal

París rechaza extraditar al exguerrillero chileno Ricardo Palma Salamanca

Ricardo Palma Salamanca ya tenía el estatuto de refugiado político.
Ricardo Palma Salamanca ya tenía el estatuto de refugiado político. Thomas SAMSON / AFP

La justicia francesa se pronunció este miércoles en contra de la extradición a Chile del exguerrillero Ricardo Palma Salamanca, condenado a perpetuidad por la justicia chilena por el asesinato del máximo ideólogo de la dictadura de Pinochet.

Anuncios

Siguiendo la recomendación de la Fiscalía, el Tribunal de Apelación de París se declaró "desfavorable" al pedido de extradición emitido por Chile y ordenó levantar el control judicial que pesaba sobre Ricardo Palma Salamanca.

Al escuchar la decisión de la corte, Palma Salamanca, quien ya tenía el estatuto de refugiado político tras una decisión de la OFPRA (Oficina Francesa de Protección a los Refugiados y Apátridas), abrazó efusivamente a sus abogados, pero no hizo ninguna declaración.

El exguerrillero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez se escapó de una cárcel de máxima seguridad de Santiago el 30 de diciembre de 1996 en una espectacular fuga a bordo de un helicóptero. En esa prisión purgaba una pena a cadena perpetua por el asesinato el 1 de abril de 1991 del senador Jaime Guzmán, considerado el máximo ideólogo de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

No se supo nada sobre su paradero hasta febrero de 2018 cuando fue detenido en París, en virtud de una orden de captura internacional emitida por Chile, antes de ser liberado bajo control judicial.

Además del asesinato de Jaime Guzmán, la justicia chilena reclama a Ricardo Palma Salamanca por el secuestro en 1991 de Cristián Edwards del Río, hijo del dueño del diario El Mercurio, cercano a la dictadura, un hecho por el que también fue condenado.

"Incomprensible"

"Se trata de una resolución incomprensible", dijo el canciller chileno Roberto Ampuero, en una declaración a la prensa tras conocerse la decisión del Tribunal de Apelación de París.

"Aunque respetando la independencia de este organismo jurisdiccional, la resolución a nuestro juicio no se condice con los principios, las normas y reglas del derecho internacional", agregó el diplomático chileno.

Al menos 3.200 personas murieron y 38.000 fueron torturadas bajo la dictadura de Augusto Pinochet, que falleció en 2006 sin haber sido juzgado.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.