Saltar al contenido principal
Noticias de América

Duque y Trump coinciden en que debe prevalecer la democracia en Venezuela

Audio 04:39
Iván Duque y Donald Trump en la Casa Blanca, este 13 de febrero de 2019.
Iván Duque y Donald Trump en la Casa Blanca, este 13 de febrero de 2019. REUTERS/Carlos Barria

Una de cal y otra de arena en la reunión en el Despacho Oval entre el presidente estadounidense Donald Trump y su homólogo colombiano Iván Duque. Por un lado los dos han mostrado plena sintonía en la necesidad de desplazar a Nicolás Maduro del poder en Venezuela, por otro lado Trump ha recriminado a Bogotá que no haya terminado con los cultivos ilícitos de coca.Con la participación de Xavier Vila, nuestro corresponsal en Washington.

Anuncios

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

“Quiero agradecer a todo los miembros del Congreso de Estados Unidos por el apoyo que han dado a Juan Guaidó como legítimo presidente de Venezuela”, dijo el mandatario colombiano Iván Duque en su primer día de visita oficial a Washington.

Frente a la líder demócrata en la Cámara Baja Nancy Pelosi y al presidente estadounidense Donald Trump, Duque reiteró que compartían un mismo objetivo: liberar a Venezuela de la dictadura. Sin embargo, el mandatario colombiano no se pronunció claramente acerca de la posición de su homólogo estadounidense quien, en más de una ocasión, ha planteado la opción militar para resolver los problemas de Venezuela.

Por ahora, la invasión militar a Venezuela es sólo una amenaza más de la retórica pendenciera de Trump. Pero ¿qué posibilidades tiene realmente esta opción y que papel jugaría Colombia, aliada desde hace décadas a Estados Unidos?

Eduardo Gamarra, politólogo y profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Internacional de Florida, estima que “la posibilidad de que EE.UU. utilice a Colombia como base militar para invadir Venezuela es muy remota. El presidente Duque ha sido muy claro en decir que no se aceptaría una presencia militar norteamericana para intervenir en Venezuela”.

“En cuanto a los demócratas”, añade Gamarra, “como buen partido democrático, tienen una diversidad enorme de opiniones, desde aquellos que están completamente opuestos a cualquier acción en Venezuela, que inclusive reconocen a Maduro como presidente, hasta quienes reconocen a Guaidó y están muy alineados con la administración salvo la intervención militar”.

En cuanto a los cultivos ilícitos de coca en Colombia, Trump recriminó a Bogotá, hasta mantener la puerta abierta a la posibilidad de mandar cinco mil soldados para monitorizar la situación. “Estamos trabajando juntos para que Colombia erradique algo de lo que están cultivando en Colombia. En este momento yo no diria que van cumpliendo antes de lo programado, pero espero que lo hagan en algún momento en un futuro cercano”, dijo Trump al recibir a Duque en el Despacho Oval.

Duque matizó la crítica y prometió a Trump tomar cartas en el asunto: “Hemos presentado un programa futuro para ponerle primero freno a ese crecimiento exponencial de los cultivos ilícitos y al mismo tiempo permitir una transformación de culturas ilegales a unas economías legales en muchos lugares del territorio”, dijo.

Duque añadió que los dos gobiernos se comprometieron a apoyarse para fortalecer la seguridad en la región.

Entrevistado: Eduardo Gamarra, politólogo y profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Internacional de Florida.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.