Saltar al contenido principal

Empieza en Francia el juicio por el caso ‘Air Cocaína’

Los franceses Pascal Fauret (I) y Bruno Odos (D), respectivamente el piloto y el copiloto. Foto en Santo Domingo, en febrero de 2014.
Los franceses Pascal Fauret (I) y Bruno Odos (D), respectivamente el piloto y el copiloto. Foto en Santo Domingo, en febrero de 2014. AFP

Cientos de kilos de cocaína, expilotos de combate volando en un jet privado, una rocambolesca huida de República Dominicana y 11 acusados. El caso "Air Cocaína" llega a los tribunales franceses el lunes, seis años después de una espectacular incautación en el aeropuerto de Punta Cana.

ANUNCIOS

El juicio se celebrará del 18 de febrero al 5 de abril en Aix-en-Provence, una ciudad del sureste de Francia. Para este caso de tráfico de estupefacientes entre Francia, República Dominicana y Ecuador, no habrá jurado, sino una corte especial, compuesta por cinco magistrados profesionales.

Nueve personas se sentarán en el banquillo de los acusados, algunas de las cuales se enfrentan a 30 años de prisión. Seis años después de la incautación de 680 kilos de cocaína, los acusados van a poder explicarse sobre este caso.

En la noche del 19 al 20 de marzo de 2013, en la pista del aeropuerto de Punta Cana, la policía dominicana descubrió 26 maletas de droga a bordo de un Falcon 50 alquilado. El jet estaba a punto de despegar hacia Francia, vía las islas Azores.

Cuatro franceses, los pilotos Bruno Odos y Pascal Fauret y los pasajeros Nicolas Pisapia y Alain Castany, fueron detenidos en el aeropuerto. Pese a que negaron estar implicados en este tráfico, fueron condenados por la justicia dominicana en 2015 a 20 años de prisión.

Desde entonces, sus caminos se separaron. Los pilotos lograron huir clandestinamente a Francia por mar. Los interrogatorios de estos dos exmiembros de la fuerza aeronaval y de la fuerza aérea, sin antecedentes penales, son los más esperados entre el centenar de testimonios y audiencias de expertos programadas a lo largo de las siete semanas de juicio.

- Cárteles mexicanos -

Alain Castany fue repatriado a Francia por vía legal, por motivos de salud. Nicolas Pisapia es el único que sigue en República Dominicana, bajo control judicial y con prohibición de salir de la isla. Ambos serán juzgados posteriormente.

Además del vuelo interceptado en Punta Cana, las autoridades investigan dos viajes trasatlánticos realizados cuatro meses antes.

El "comportamiento sospechoso" de los pasajeros del Falcon 50 había intrigado a la policía francesa después del primero de estos vuelos, en el discreto aeropuerto de Saint-Tropez-La Mole, en el famoso balneario de la Costa Azul francesa.

Una decena de maletas fueron descargadas discretamente y cargadas en dos coches, bajo la mirada cómplice de un agente de aduanas, François-Xavier Manchet, también acusado.

Los investigadores creen que en la cima de esta pirámide estaba Ali Bouchareb, de 47 años, un traficante francés que ya fue condenado en el pasado por tráfico de cocaína y que habría pagado "cientos de miles de euros" para organizar estos vuelos. Aunque niega cualquier implicación en este caso, los investigadores consideran "perfectamente verosímil" que estuviera a la cabeza de esta red criminal de importación de cocaína producida por los cárteles mexicanos.

Bouchareb, que durante mucho tiempo estuvo protegido por el silencio de los otros acusados, es el único que está en detención provisional. Fue detenido por la policía española a finales de 2014.

AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.