Saltar al contenido principal
Estados Unidos

El demócrata Bernie Sanders vuelve a la carrera por la Casa Blanca

Sanders se suma así a la docena de precandidatos que aspiran a arrebatarle el sillón presidencial a Donald Trump.
Sanders se suma así a la docena de precandidatos que aspiran a arrebatarle el sillón presidencial a Donald Trump. REUTERS/Yuri Gripas

El senador estadounidense Bernie Sanders, el independiente de ideas socialistas que inclinó a la izquierda al Partido Demócrata tras perder la nominación presidencial con Hillary Clinton, se volvió a lanzar el martes a la carrera por la Casa Blanca, ahora para desbancar a Donald Trump.Con nuestro corresponsal en Washington, Xavier Vilà.

Anuncios

La confirmación de que el autodenominado socialista Bernie Sanders repetirá como aspirante a la Casa Blanca en las elecciones del 2020 confirma el giro a la izquierda de aquellos que ya han anunciado que buscarán la nominación del Partido Demócrata.

“Vamos a ganar”, aseguró el veterano político a la cadena CBS cuando le preguntaron qué sería diferente esta vez. Sanders cuestionó duramente a Trump, a quien llamó “un mentiroso patológico, un fraude, un racista, un sexista, un xenófobo y alguien que está socavando la democracia estadounidense”.

“Transformar nuestro país”

Pero Sanders aseguró que su objetivo va más allá de derrocar a Trump: “Nuestra campaña consiste en transformar nuestro país y crear un gobierno basado en los principios de justicia económica, social, racial y ambiental”, afirmó, prometiendo asimismo luchar contra los “poderosos intereses” que “dominan” Estados Unidos.

Sanders se suma así a la docena de precandidatos que aspiran a arrebatarle el sillón presidencial a Trump, entre los cuales aparecen cinco senadores, que ya han mostrado sus credenciales y que defienden postulados progresistas: las senadoras Amy Klobuchar de Minnesota, Kamala Harris de California, Kirsten Gillibrand de Nueva York y Elizabeth Warren de Massachusetts, y el senador Cory Booker de Nueva Jersey.

Todos han abrazado sin disimulo el debate sobre el aumento del salario mínimo o la cobertura sanitaria universal al estilo europeo, empujados en parte por la irrupción de una nueva hornada de congresistas jóvenes, que como Alexandria Ocasio Cortez, han cambiado la dinámica del debate en Washington.

Trump señala su simpatía por Bernie Sanders

En el caso de Sanders, pesa mucho su edad: aunque nadie duda de su popularidad, muchos demócratas se preguntan si un hombre blanco de 77 años debería representarlos, en momentos en que la diversidad marca el partido.

Más allá de la edad, Donald Trump deja claro por sus tuits que sigue muy de cerca la pugna demócrata por encontrarle sustituto. Rompe así la tradición de quedarse al margen, en un intento que se interpreta como su voluntad de crear discordia entre una oposición que cree tener una oportunidad de ganar, precisamente por la locuacidad inaudita del presidente.

De todos modos, Trump le dio la bienvenida al senador: “Le deseo lo mejor a Bernie”, dijo. Señalando su simpatía por el precandidato demócrata, dijo sin embargo que probablemente “perdió su oportunidad” e insinuó que no hay dudas sobre su propia reelección.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.