Saltar al contenido principal

Fabricante de armas alemán condenado por venta ilegal de rifles a México

Varios rifles de asalto del modelo G36 habrían sido enviados a la policía de la ciudad de Iguala, en Guerrero.
Varios rifles de asalto del modelo G36 habrían sido enviados a la policía de la ciudad de Iguala, en Guerrero. REUTERS/Ralph Orlowski

Un juzgado alemán multó este jueves al fabricante de armas Heckler & Koch a pagar 3,7 millones de euros y condenó a prisión condicional a dos de sus exempleados por exportar ilegalmente miles de rifles a México.Con nuestro corresponsal en Berlín, Sergio Correa.

Anuncios

3,7 millones de euros de multa (unos 4,2 millones de dólares) y la condena a libertad condicional para dos exempleados: éste fue el resultado del juicio contra el fabricante de armas alemán Heckler & Koch, por la venta ilegal de unos 5.000 fusiles automáticos en varios estados mexicanos con graves problemas de violencia, y que según la legislación de control de armas alemana jamás deberían haber llegado al país latinoamericano.

La fiscalía estableció que entre 2006 y 2009 un total de 15 cargamentos de armas de tipo militar terminaron en México, violando la licencia de exportación. Según la prensa alemana, el ministerio de Defensa mexicano, responsable de las importaciones de armas, aprobó la importación de 9.652 rifles H&K, de los cuales 4.796 fueron a parar a algunos de las estados más violentos de México.

Uno de los exempleados fue condenado a 17 meses de prisión condicional y a 250 horas de trabajo social. El otro fue condenado a una multa de 80.000 euros y a 22 meses de prisión condicional. Otros tres empleados fueron absueltos.

Fue un largo y tortuoso proceso con ramificaciones hacia la economía y la política, y muchas sospechas de corrupción. Según organizaciones contra el comercio de armas, varios rifles de asalto del modelo G36 fueron enviados a la policía de la ciudad de Iguala, en Guerrero, la misma donde en septiembre de 2014 desaparecieron 43 estudiantes a manos de policías corruptos que se cree que fueron asesinados por narcotraficantes, un caso que desató la condena internacional.

Lotta Ramhorst, politóloga y miembro del Observatorio de Armas Europeas en México, no quedó conforme con la sentencia: “Los demandantes han entregado una cantidad enorme de información que bastaba para comprobar la involucración de muchas personas en las ventas ilegales de armas a México, que pertenecieron tanto a la empresa como a las autoridades alemanas. La Fiscalía solamente formuló acusación y finalmente sólo dos recibieron una condena. Además estos dos no son personas de altos rangos, mientras el encargado de exportaciones de Heckler & Koch fue declarado inocente”.

El origen de la investigación fue la denuncia del activista alemán Juergen Graesslin, que en 2010 ya había presentado una denuncia penal contra H&K por importaciones a México.

Alemania es uno de los principales exportadores de armas del mundo junto a Estados Unidos, Rusia, China y Francia y todas sus ventas necesitan la autorización del gobierno.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.