Saltar al contenido principal
Argentina

Practican cesárea a una niña violada que quería abortar en Argentina

El pañuelo verde, símbolo de la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.
El pañuelo verde, símbolo de la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Fuente: Reuters.

En Argentina, una cesárea practicada a una niña violada en la provincia de Tucumán reavivó esta semana el debate sobre el aborto. Su familia denuncia que el proceso fue dilatado.Con France 24 y Aude Villiers-Moramé, corresponsal en Buenos Aires.

Anuncios

A fines de enero, Lucía, según el nombre que le dieron las autoridades para proteger su identidad, se dio cuenta de que estaba embarazada desde hacía varios meses, como consecuencia de una violación por la pareja de su abuela.

De inmediato, la niña, que vive en la región conservadora de Tucumán, manifestó su intención de abortar. “Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”, clamó, según el acta judicial de la causa que se abrió tras la denuncia de abuso.

En lugar de interrumpir su embarazo, las autoridades locales “dilataron el proceso y trataron de persuadirla para que siguiera adelante con su maternidad”, dijo a France 24 la abogada Flor Vallino, de la organización Andhes, que representa a la familia.

“El Estado es responsable por torturar a Lucía”

En Argentina, según la ley que rige desde 1921, el aborto es permitido en dos casos: cuando está en peligro la vida de la mujer y cuando el embarazo es producto de una violación, sin precisar las semanas de gestación.

El miércoles 27 de febrero la niña recibió finalmente una “microcesárea” en el Hospital Eva Perón de Tucumán para intentar salvar el feto de cinco meses, que fue entregado al área de neonatología, al parecer con pocas posibilidades de vida. El gobierno provincial justificó por su parte la medida al pedir continuar con “los procedimientos necesarios en procura de salvar las dos vidas”.

El episodio se volvió un nuevo símbolo de la lucha por la legalización total del aborto, y fue denunciado por varias organizaciones sociales, entre ellas el movimiento feminista “Ni Una Menos”: “El Estado es responsable por torturar a Lucía”, señaló la organización.

Decenas de militantes manifestaron en Buenos Aires, con pancartas en las que se podían leer “Niñas, no madres”. La abogada especialista en Derechos Humanos Patricia Bustamante explicó a RFI que “una de las causales de no punibilidad del aborto es la causal de violación. Entonces, que las autoridades dilaten los tiempos del procedimiento es violar la ley. Fueron dilatando para llegar al momento de decir ‘bueno, ahora lo que hacemos es una cesárea’”.

Aborto y religión

En Argentina, un país con fuerte influencia de la Iglesia Católica, el tema del aborto ha dividido a la ciudadanía. La abogada tucumana Soledad Deza, del movimiento Católicas por el Derecho a Decidir y Mujeres X Mujeres, atribuyó el accionar gubernamental a sus estrechos vínculos con el sector eclesiástico. Flor Vallino coincidió declarando que el norte de Argentina se caracteriza por ser “extremadamente conservador y religioso”.

Para Celeste McDougall, activista por el derecho al aborto, esta situación es intolerable: “Estamos pidiendo, además de políticas públicas, que la Iglesia y las diferentes iglesias no intervengan en decisiones que son personalísimas. Basta de oscurantismo. También en el fondo estamos reclamando y exigiendo la separación de la Iglesia y del Estado”.

El año pasado, las argentinas se movilizaron para apoyar la legalización total del aborto hasta la semana 14 de gestación. El proyecto fue aprobado por la Cámara de Diputados del Congreso, pero sufrió un revés en el Senado, que rechazó la propuesta por 38 votos a 31.

El pasado 19 de febrero, varios centenares de personas salieron a las calles de Buenos Aires para volver a pedir una ley que establezca el aborto legal, una demanda que los colectivos feministas consideran “imparable”. Se presentará una nueva propuesta al Congreso dentro de unas semanas.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.