Saltar al contenido principal
Noticias de América

En Nicaragua, muchos recelan del anuncio de la liberación de presos políticos

Audio 04:40
Una manifestante es detenida por la policía durante una marcha contra el gobierno de Daniel Ortega, en Managua, el pasado 16 de marzo de 2019.
Una manifestante es detenida por la policía durante una marcha contra el gobierno de Daniel Ortega, en Managua, el pasado 16 de marzo de 2019. REUTERS/Oswaldo Rivas

En Nicaragua, el gobierno de Daniel Ortega y la oposición volvieron a sentarse esta semana para tratar de hallar una salida a la grave crisis política que atraviesa el país centroamericano tras 11 meses de protestas.

Anuncios

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

El miércoles, se anunció un primer acuerdo para liberar en un máximo de 90 días a las personas detenidas en las movilizaciones: 647 presos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), poco más de la mitad, afirma el gobierno.

Esta posible liberación es vista como un “gran avance”, en palabras de la alianza opositora. Sin embargo, familiares y organismos de derechos humanos recelan del anuncio.

Vilma Núñez de Escorcia, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, comenta que le “causó desconcierto, incertidumbre y tristeza”. Para ella, se trata de una maniobra de Daniel Ortega.

En el mismo sentido, la exdiputada y directiva de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Edipcia Dubón, estima que el régimen de Daniel Ortega sólo busca ganar tiempo ante la presión internacional: “Hay que señalar que el gobierno de Daniel Ortega está bastante presionado por las sanciones tanto de la Unión Europea como de Estados Unidos. La Unión Europea había establecido hasta el 28 de marzo para valorar la voluntad política del régimen hacia la democracia, y de alguna manera ésta es una estrategia del régimen para ganar tiempo y desmontar estas presiones”, explica.

Ortega “no necesita 90 días para liberar a los presos políticos”

Dubón piensa que no es una verdadera apertura por parte del gobierno nicaragüense: “Ayer tuvimos todavía detenciones arbitrarias en distintas partes del país. Jóvenes que habían sido excarcelados fueron detenidos nuevamente en sus casas, en la calle. Mientras en Nicaragua la gente no pueda caminar libremente por las calles, no podemos decir que Daniel Ortega tiene la voluntad real de cambiar el curso de la situación en el país”, recalca.

“Además”, añade la exdiputada, “él no necesita 90 días para liberar a los presos políticos: muchos de ellos ni siquiera tienen procesos judiciales, están prácticamente secuestrados en las cárceles de Nicaragua, y lo que él tiene que hacer es ponerlos en libertad, ya”.

Para reforzar la presión sobre el gobierno de Daniel Ortega, la CIDH agregó a Nicaragua en la lista negra de violaciones a los derechos humanos, según su informe anual presentado este 21 de marzo.

La protesta, que comenzó como un movimiento contra una reforma de la seguridad social y derivó en un movimiento contestatario más amplio contra el gobierno, fue duramente reprimida con un saldo de 325 muertos, 2.000 heridos y 52.000 exiliados, según organismos de derechos humanos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.