Saltar al contenido principal
Noticias de América

Prosur busca enterrar a la Unasur

Audio 04:44
Los mandatarios de Ecuador (Lenin Moreno), Chile (Sebastián Piñera), Argentina (Mauricio Macri), Perú (Martín Vizcarra) y Colombia (Iván Duque), en la cumbre Prosur, el pasado 22 de marzo de 2019 en Santiago de Chile.
Los mandatarios de Ecuador (Lenin Moreno), Chile (Sebastián Piñera), Argentina (Mauricio Macri), Perú (Martín Vizcarra) y Colombia (Iván Duque), en la cumbre Prosur, el pasado 22 de marzo de 2019 en Santiago de Chile. REUTERS/Rodrigo Garrido

El pasado viernes, los mandatarios de Chile, Colombia, Argentina, Brasil, Ecuador, Perú y Paraguay pusieron la primera piedra de un nuevo bloque regional. También conocido como Foro para el Progreso de América del Sur, Prosur excluye a Venezuela, cuyo gobierno de Nicolás Maduro es juzgado ilegítimo por una mayoría de países sudamericanos. En cuanto a Uruguay y Bolivia, se abstuvieron de firmar el acta de constitución del organismo.

Anuncios

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

El surgimiento de esta estructura, que se suma o se superpone con otras como la CELAC, el ALBA o la Alianza del Pacífico, aparece para distintos analistas como una respuesta ideológica al ocaso de Unasur y al giro hacia la derecha que ha experimentado la región en los últimos años.

Según Simón Pachano, politólogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), “es una reacción de los gobiernos de centro y de derecha frente a los intentos de integración y de conformación de algunos organismos, como la propia Unasur que fue una iniciativa de los gobiernos de izquierda. Pero considero que es un organismo innecesario cuando por ejemplo hay la Alianza del Pacífico o hay la posibilidad de fortalecer al Mercosur, que son proyectos más de integración, de comercio, con objetivos económicos, de desarrollo... No le auguro mucho éxito”.

En el lanzamiento de Prosur, el presidente de Chile y anfitrión de la ceremonia Sebastián Piñera aseguró que la organización sería “un lugar de encuentro y de diálogo, abierto a todos los países de América del Sur y sin ideologías”.

Piñera, junto a su par colombiano Iván Duque, son los grandes artífices del nuevo bloque. Esta intención manifestada de anteponer el pragmatismo a lo ideológico no oculta el giro político que supone pasar de Unasur a Prosur.

El presidente uruguayo Tabaré Vázquez hizo pública su posición en contra de la creación de Prosur: “Generar otro proceso de integración también con una finalidad ideológica política es cometer el mismo error”, dijo, hablando de la Unasur.

Andrés Malamud, politólogo e investigador principal de la Universidad de Lisboa, estima que el mandatario uruguayo tiene razón: “En América Latina lo que se hace cuando una organización no funciona, es crear otra por encima, entonces se van creando capas superpuestas de organizaciones regionales, que no sólo no funcionan, sino que dificultan el funcionamiento de la anterior”. Mejor sería, según él, corregir las organizaciones ya existentes.

En todo caso, se conocen las intenciones de Prosur: ser una estructura integradora regional que sólo excluirá a los países donde no rija una democracia plena y que funcionará manera flexible y con bajos costos. El tiempo dirá sobre su capacidad para alcanzar estas ambiciones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.