Saltar al contenido principal
Noticias de América

Colombia: Indígenas siguen movilizados en el Cauca a pesar de la violencia

Audio 04:36
Los indígenas pidieron al presidente Iván Duque que cesen "las acciones de guerra" en su contra.
Los indígenas pidieron al presidente Iván Duque que cesen "las acciones de guerra" en su contra. Courtesy of Colombian Presidency/Handout via REUTERS

En Colombia, las autoridades indígenas no han logrado acuerdos con el gobierno, que exige que se levante el bloqueo en la vía Panamericana para que el presidente Duque se siente a hablar con ellas. Defensores de DDHH exhortan al gobierno a abstenerse de dar un tratamiento militar a la movilización social, que entra en su tercera semana.

Anuncios

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

En el país cafetero, 491 organizaciones nacionales e internacionales, así como intelectuales y algunos congresistas, pidieron en una carta al presidente Iván Duque que se proteja la vida y la integridad de las comunidades indígenas, campesinas y demás sectores populares que protagonizan las protestas desde el 10 de marzo en el departamento del Cauca.

Estas protestas reúnen a miles de manifestantes que exigen al gobierno el cumplimiento de acuerdos asumidos por el Estado antes de la llegada del derechista Iván Duque al poder en agosto pasado.

Nolmadesc es una organización que acompaña la veeduría de Derechos Humanos en este territorio. Berenice Celeyta, la directora de la ONG, cuenta que “hemos podido identificar que hay un uso abusivo de la fuerza por parte del escuadrón móvil antidisturbios, pero lo más grave de todo es que ha pasado acciones criminales. Hemos observado cómo se está disparando con armas de fuego directamente a la humanidad de los indígenas, de las comunidades campesinas”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, ha sido notificada sobre estas acciones violatorias del derecho internacional humanitario llevadas a cabo contra los indígenas de la “Gran Minga nacional por la defensa de la vida, el territorio y la paz”, una reunión de comunidades indígenas, campesinas y sectores populares vulnerables y que constitucionalmente se consideran como sujetos de especial protección.

Aida Quilcué, consejera del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y vocera de la Minga, enumera las reivindicaciones de los indígenas y campesinos: la defensa territorial, la defensa de la vida, y el cumplimiento de los acuerdos firmados con el gobierno.

Desde la firma de la paz en noviembre de 2016, se han perpetrado 117 homicidios de líderes y miembros las comunidades indígenas, de ellos 61 asesinados durante el gobierno de Duque. 7.000 personas han sido víctimas de desplazamiento forzoso, y 20.000 obligadas a confinamiento.

Para Berenice Celeyta, “se les ha vulnerado sus derechos desde tiempos inmemoriales, entonces la situación que ellos viven en términos sociales, económicos y de violencia, los llevó a tomar como última salida la protesta social”.

Pese a la violencia, la gran marcha indígena sigue creciendo y en los últimos días se han sumado nuevas comunidades de cinco departamentos del país. No están dispuestos a bajar la guardia, afirma su lideresa Aida Quilcué, recalcando que el gobierno tiene que acceder a las demandas y el presidente presentarse ante las comunidades.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.