Saltar al contenido principal
Noticias de América

Terapias de conversión para homosexuales en Latinoamérica

Audio 04:42
Las clínicas de deshomosexualización siguen existiendo en el mundo.
Las clínicas de deshomosexualización siguen existiendo en el mundo. ®https://www.flickr.com/photos/stockcatalog/

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, prohibió este miércoles por orden ejecutiva las llamadas “terapias de conversión”, un cuestionado método que busca cambiar la orientación sexual de los niños sobre la base no científica de que la identidad de género es un desorden mental.

Anuncios

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

“Declaramos política pública del gobierno de Puerto Rico la protección de la niñez mediante la erradicación de estas terapias de conversión o reparativas”, declaró este miércoles Ricardo Rosselló, el gobernador de Puerto Rico.

Puerto Rico se suma a la limitada lista de territorios en el mundo donde este tipo de prácticas está completamente prohibida. De hecho, sólo tres países cuentan con una legislación al respecto, y dos de ellos son latinoamericanos: Brasil, el pionero mundial, y Ecuador, que tras varios casos emblemáticos decidió poner a raya este tipo de actividades.

Cayetana Salao, coordinadora de proyectos de la ONG Taller de Comunicación Mujer, explica que “cuando las personas LGBTI revelan a sus familiares que son lesbianas, gays, bisexuales o transexuales, hay un momento de negación muy súper fuerte de parte de la familia y en ese momento, a través de consejería religiosa y de vínculos con profesionales poco profesionales de la salud, entran en contacto con estas clínicas y contratan el servicio que normalmente fluctúa entre unos 800 y 1.500 dólares, a veces más, por un internamiento que se inicia con tres meses”.

El primer caso documentado en Ecuador data de 2000, y desde ese momento se suman los relatos de torturas físicas y psicológicas, recalca Salao.

Ante las evidencias, la normativa en Ecuador cambió: “A partir del 2008, la Constitución prohíbe la discriminación por orientación sexual e identidad de género, y por lo tanto genera una serie de obligaciones del Estado para garantizar la igualdad y para garantizar la Justicia. Posteriormente, tenemos en el 2014 la contemplación de los delitos de odio, donde uno de los numerales contempla aquellos delitos de odio motivados por orientación sexual e identidad de género”, subraya Cayetana Salao.

Dos décadas después, las organizaciones locales denuncian la impunidad de las clínicas de deshomosexualización. Denuncian, entre otras cosas, la vista gorda que hace la justicia o la falta de coherencia para aplicar la legislación.

Mientras en Ecuador las organizaciones sociales combaten por devolver el tema a la mesa, en otros rincones del continente se plantean la prohibición. En Ciudad de México un diputado del partido Morena acaba de proponer un proyecto al Congreso local que busca erradicar las terapias de conversión para personas LGBTI.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.