Saltar al contenido principal
Bolivia/Venezuela

Bolivia, un país poco acogedor para los migrantes venezolanos

Migrantes venezolanos en el centro de La Paz, Bolivia, el 29 de marzo de 2019.
Migrantes venezolanos en el centro de La Paz, Bolivia, el 29 de marzo de 2019. REUTERS/David Mercado

Desde 2015, más de tres millones de venezolanos huyeron de su país y 2,7 millones se instalaron en los países vecinos, como Colombia, Ecuador o Perú. Pero un país en la región casi no recibe migrantes, apenas algunos miles : Bolivia.Por Alice Campaignolle, desde La Paz, Bolivia.

Anuncios

Aliado del gobierno de Nicolás Maduro, Bolivia no facilita la entrada de los ciudadanos venezolanos. “Bolivia no es un país para nosotros” es una frase que se repite entre los venezolanos que últimamente llegan al país andino.

Hasta ahora Bolivia siempre fue, para los migrantes, un país de paso, nunca de destino. Varias razones lo explican: la diferencia cultural entre bolivianos y venezolanos, la situación económica del país andino, considerado uno de los más pobres del continente, y el hecho de que Bolivia no firmó el plan de acción para la respuesta a la migración venezolana.

Este plan permite, entre otras cosas, a los venezolanos entrar a varios países de la región con, por ejemplo, un pasaporte expirado. En Bolivia, los migrantes del país caribeño necesitan papeles al día y no tienen ninguna facilidad para los trámites de visa, que pueden costar varios cientos de dólares.

Pero últimamente se ven muchos ciudadanos venezolanos en las calles. El jesuita Freddy Quilo, encargado de la casa de migrantes en la ciudad de El Alto, explica: “Viendo que ya se encuentran poblaciones numerosas de migrantes venezolanos en otros países, creemos que a Bolivia están ingresando lo que nosotros llamamos o denominamos ‘el rebalse de los otros países’”.

Y con el aumento de los venezolanos entrando a Bolivia vino la respuesta de las autoridades bolivianas: la expulsión. Últimamente varias decenas de migrantes fueron reconducidos a las fronteras. La ONG Amnestía internacional pidió que pare esta persecución.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.