Saltar al contenido principal

China y Turquía repudian las nuevas sanciones de EE.UU. al crudo iraní

Esta presión máxima de Estados Unidos busca asfixiar la entrada de divisas a Teherán.
Esta presión máxima de Estados Unidos busca asfixiar la entrada de divisas a Teherán. REUTERS/Raheb Homavandi/File Photo/File Photo

Este lunes, Estados Unidos anunció que empezará a imponer sanciones a todo país, incluyendo a aliados como India, que compre crudo a Irán. Las autoridades iraníes declararon que, pese al endurecimiento de las sanciones, sus exportaciones no se reducirán a cero. China protestó contra la decisión de la Casa Blanca.Con nuestro corresponsal en Washington, Xavier Vilà.

Anuncios

Estados Unidos está endureciendo sus sanciones contra Irán. La Casa Blanca anunció este 22 de abril que no habrá ninguna nueva derogación para los importadores de petróleo iraní a partir del 2 de mayo. Por consiguiente, los ocho países a los que se había concedido un aplazamiento desde noviembre estarán sujetos a su régimen de sanciones.

Con estas medidas, que específicamente ponen fin a las exenciones que permitían a estos países seguir comprando crudo a Irán, Trump busca "llevar a cero las exportaciones" de petróleo iraní y "privar al régimen de su principal fuente de ingresos", anunció la Casa Blanca.

Una presión máxima que busca asfixiar la entrada de divisas a Teherán, y que la Casa Blanca considera que contribuyen a desestabilizar el Próximo Oriente. La administración estima que Irán ingresa unos 50.000 millones de dólares anuales por este concepto.

Washington había aprobado hasta ocho prórrogas para dar tiempo a los países afectados de encontrar fuentes de energía alternativas y a la vez, para evitar una sacudida de los mercados de crudo mundiales. El anuncio disparó al alza los precios del petróleo.

Nuevas tensiones con China y Turquía

China, uno de los principales importadores de petróleo iraní, protestó este martes contra la decisión de Estados Unidos."China se opone firmemente a la aplicación de sanciones unilaterales por parte de Estados Unidos", declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang.

Geng también consideró que la decisión de Washington "intensificará las turbulencias en Oriente Medio". Sin precisar si se suspenderán o no las importaciones, dijo que su país continuará "salvaguardando los derechos legítimos de las empresas chinas".

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, aseguró que Turquía no acepta "sanciones unilaterales e imposiciones sobre cómo estableceremos relaciones con nuestros vecinos", y añadió que la medida no ayudará a la "paz y la estabilidad regional".

La medida es especialmente delicada para India, aliada estratégica de Washington y tercer importador mundial de crudo, que ya enfrenta presiones de Estados Unidos para dejar de comprar petróleo a Venezuela. El gobierno indio dijo estar "estudiando las consecuencias de la decisión".

"Si no respetan esto, habrá sanciones", advirtió el secretario de Estado, Mike Pompeo. "Tenemos la intención de aplicar las sanciones", insistió. Los otros cinco países sancionados -Japón, Corea del Sur, Taiwán, Italia y Grecia- ya han reducido drásticamente sus compras de crudo iraní.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.