Saltar al contenido principal
México

Morena sigue su racha ganadora con victorias en elecciones estatales

En Puebla (centro), donde se realizaron elecciones extraordinarias debido al fallecimiento en diciembre de la gobernadora Martha Érika Alonso, el conteo oficial preliminar da ventaja al candidato morenista Miguel Barbosa, aquí después de votar el 2/6/2019.
En Puebla (centro), donde se realizaron elecciones extraordinarias debido al fallecimiento en diciembre de la gobernadora Martha Érika Alonso, el conteo oficial preliminar da ventaja al candidato morenista Miguel Barbosa, aquí después de votar el 2/6/2019. Fuente: Reuters.

El partido del presidente de México Andrés Manuel López Obrador ampliaba este domingo su dominio político en el país, con sus candidatos a gobernadores estatales en Puebla y Baja California liderando en los comicios locales, según conteos oficiales preliminares y encuestas privadas.

Anuncios

Con Patrick John Buffe, corresponsal de RFI en México

Este domingo, los electores de seis estados mexicanos estaban convocados a las urnas. Los dos cargos de gobernadores que estaban en juego fueron ganados por Morena, el partido del presidente López Obrador: en Baja California, el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional Jaime Bonilla tendría entre 53,8% y 57,2% de los votos, mientras que el candidato del PAN, partido que ha gobernado el estado desde hace 30 años, tendría entre 19% y 22% de los sufragios.

En el estado de Puebla, Miguel Barbosa, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, liderada por Morena junto a los partidos Del Trabajo y Verde Ecologista, contaba con 42,7% de los votos, al 63% de las actas capturadas por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Enrique Cárdenas, candidato de la coalición entre el conservador PAN, Movimiento Ciudadano y el izquierdista PRD, iba segundo con 37,4% de los votos.

Con estos resultados, Morena sigue con su racha ganadora, después de haber arrasado en las presidenciales del 1° de julio pasado. Este triunfo se lo debe al efecto López Obrador, a su liderazgo y a la esperanza de cambio que él aún representa para gran parte del electorado.

Por lo tanto, el presidente mexicano puede estar satisfecho porque estas elecciones demuestran que, seis meses después de haber asumido el poder, sigue teniendo un alto nivel de aprobación. Y porque su partido refuerza su presencia en el país, ya que va a gobernar en seis estados.

Lo que también demuestran estos comicios es que los electores volvieron a expresar su hartazgo con el PRI, que registra otro descalabro. Y sobre todo con el PAN, el gran perdedor de estas elecciones. No logró retener el estado de Baja California, que este partido conservador dirigía desde hace treinta años. Tampoco el de Puebla que gobernó durante los últimos ocho años. La pérdida de esos dos bastiones debe preocupar el PAN que había logrado, el año pasado, mantenerse como la segunda fuerza política del país y ser el principal partido de oposición.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.