Saltar al contenido principal

Los profesores chilenos de huelga para defender la educación pública

Manifestación de docentes en Santiago de Chile, el pasado 6 de junio de 2019.
Manifestación de docentes en Santiago de Chile, el pasado 6 de junio de 2019. REUTERS/Rodrigo Garrido

Miles de profesores chilenos manifestaron este martes contra la reforma educativa impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera. Los docentes llevan casi diez días de huelga.

Anuncios

Este 11 de junio, miles de profesores públicos chilenos, que llevan casi diez días de huelga, llevaron sus demandas de mejoras laborales al Congreso.

Maestros de todo el país llegaron a bordo de unos 200 autobuses hasta las afueras de Valparaíso. Marcharon unos 12 kilómetros para llegar al Congreso, con lienzos que llevaban mensajes como “Nos tomamos las calles para que no nos callen”, “No al cambio curricular” o “Yo amo la educación física”.

La movilización está centrada en las mejoras laborales y temas como la deuda pendiente con unos 76.000 maestros desde hace 38 años, el fin de la doble evaluación docente (una anual y otra cada cuatro años), o el cambio curricular, que transforma la historia y la educación física en asignaturas optativas en los dos últimos años de la enseñanza secundaria.

“No se mejora la educación pública sin clases”, afirmó la ministra de Educación, Marcela Cubillos, que se encontraba en la sede del Legislativo.

Por la tarde, representantes del gobierno y de los profesores se reunieron en el primer acercamiento desde que se inició el paro. Para los sindicatos, el gobierno ha abandonado la educación pública.

“Los colegios municipales, en los últimos 30 años, se deterioraron profundamente. Las salas de clase no están suficientemente equipadas, no hay suficiente material didáctico, no hay infraestructura deportiva para los estudiantes, no hay laboratorio para desarrollar el ramo científico, los estudiantes no cuentan con una biblioteca adecuada, etc.”, señala a RFI Alejandro Carrasco, director del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación, de la Universidad Católica de Chile.

Carrasco explica que el gobierno chileno tiene un presupuesto de 1.500 millones de pesos que va a traspasar a los servicios locales, según fue aprobado por el Parlamento, lo cual supondría una mejora de la situación. Y con un tinte de optimismo, concluye afirmando que “en los últimos años se empezaron a implementar reformas sustantivas, pero la recuperación va a ser lenta y compleja. Pero está en marcha”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.