Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

Trabajadoras domésticas en Guatemala reclaman sus derechos

Audio 14:07
Jakarta, Indonesia, una manifestación contra las torturas inflingidas a las trabajadoras domésticas en Arabia Saudita, 19 noviembre 2010.
Jakarta, Indonesia, una manifestación contra las torturas inflingidas a las trabajadoras domésticas en Arabia Saudita, 19 noviembre 2010. AFP / ADEK BERRY

Según cifras oficiales, en Guatemala, unas 250 mil mujeres trabajan como empleadas domésticas. Jóvenes indígenas en su mayoría -incluso niñas- de origen rural, que emigran a la ciudad, en busca de mejores condiciones de vida y oportunidades. Pero muchas veces, la realidad corresponde más bien a un régimen de semiesclavitud.

Anuncios

A finales de los 80, un estudio de UNICEF fue el primero en alertar sobre este fenómeno en el país centroamericano, una realidad que no solo afecta a los países latinoamericanos.

Frente a los malos tratos y el acoso, algunas de ellas decidieron organizarse y crear un sindicato para exigir entre otras cosas que su país, Guatemala ratifique el convenio 189 de la OIT el cual reconoce derechos sociales y laborales a estas trabajadoras.

Floridelma Contreras del sindicato de empleadas domésticas de Guatemala explica RFI : “Sufren violencia en los dormitorios.., en la cocina.... Por ejemplo las chicas dicen que cuando están cocinando, el patrón las coge por la cintura y les propone dinero para tener relaciones sexuales. Eso nos dicen las chicas, que son indígenas muy jóvenes. Nosotros como organización les explicamos que no deben aceptar el acoso y el hostigamiento”

Fidelia Castellanos cuenta su historia a RFI.

"Yo nací en una finca cafetalera, de ahí emigré a la capital con mi madre, ella también fue trabajadora doméstica. A los nueve años empecé a trabajar y desde entonces he sufrido violencia, mi patrón me pegó solo porque me distraje mirando una película de Cantinflas en la televisión."

En el caso de Guatemala, un país de cerca de 17 millones de habitantes, 250 trabajadoras representan un porcentaje significativo de la población que se vé marginada y violentada en su derechos. Un problema que tiene escasa visibilidad y que los medios tradicionales de comunicación rara vez abordan.

Entrevistadas : Fidelia Castellanos miembro del sindicato de trabajadoras domesticas de Guatemala, Floridalma Contreras, miembro del Sindicato de Maritza Velasques, coordinadora general de la Asociación de Trabajadoras del Hogar y maquila ATRAHDOM, Nicole Teke, miembro de la ONG Action Aid Pueblos Solidarios, en Francia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.