Saltar al contenido principal

Sanciones a Irán: 'Hace un año que no hemos comprado carne'

Grand Bazaar en Teherán, Irán, el 23 de junio de 2019.
Grand Bazaar en Teherán, Irán, el 23 de junio de 2019. azanin Tabatabaee/Wana News agency/via REUTERS

Este lunes, Estados Unidos anuncia nuevas sanciones contra Irán, tras haber cancelado la semana pasada ataques de represalia a último momento luego de que Irán derribara un dron norteamericano. La escalada de tensión entre ambos países hace temer un conflicto abierto.

ANUNCIOS

¿Hasta dónde llegarán las crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán? Este 24 de junio el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, llegó a Arabia Saudita para abordar este tema, antes de viajar a Emiratos Árabes Unidos.

"Vamos a hablar de cómo asegurarnos de que estamos todos en la misma línea y de la manera de armar una coalición mundial", declaró Pompeo a los periodistas antes de partir de Washington.

Y es que el presidente Donald Trump anunció nuevas sanciones contra Irán a partir de este lunes, después de que Teherán derribara un dron estadounidense el jueves pasado en la región del Golfo Pérsico.

Una economía sofocada

Robert Malley, exasesor de Barack Obama para Oriente Medio y presidente del centro de análisis The International Crisis Group, negoció el acuerdo nuclear iraní firmado en 2015. La escalada de tensiones desde la salida de Estados Unidos del acuerdo en mayo de 2018 le genera “un sentimiento de incomprensión ante una situación totalmente inventada por un presidente decidido a destruir todo lo que su predecesor había construido. Un presidente y una administración deciden unilateralmente dejar un acuerdo que funcionaba. Inevitablemente, Irán iba a reaccionar”.

Desde hace un año, las nuevas sanciones afectaron fuertemente la economía iraní. La moneda se desplomó y la inflación supera el 50%. Para Ramezan Kouhi, un joven de 30 años que viene del norte del país, la situación se ha vuelto muy complicada: “No había trabajo en nuestra ciudad. Vine a Teherán para trabajar. Desde que Trump impuso las sanciones, la situación se ha vuelto muy difícil. Y va a empeorar. Con las nuevas sanciones, estoy seguro de que va a empeorar. Ya no sabemos qué hacer”, cuenta Ramezan al corresponsal de RFI, Siavosh Ghazi.

Según Robert Malley, Donald Trump está dividido “entre dos tendencias: por un lado, su escepticismo respecto a las intervenciones estadounidenses y, por otro, su deseo de aparecer como el hombre fuerte que está dispuesto a negociar un mejor acuerdo que su predecesor, a ser mucho más duro con Irán, a sofocar la economía iraní y a pedirle a Irán que acepte todas sus demandas”.

Lo cierto es que Trump logró al menos uno de sus objetivos: los responsables iraníes reconocen las dificultades debidas a las sanciones, que podrían generar tensiones sociales y económicas. Pero aun así, afirman que el país sobrevivirá y no cederá a las presiones.

“Irán está tratando de volver a tomar la iniciativa”

Mohammad, un vendedor ambulante de frutas de 45 años, denuncia una situación intolerable: “Todo es caro y veo miseria por todos lados. Todo es caro, no se puede vivir. La carne es cara, el arroz es caro. Hace un año que no hemos comprado carne. Y cada día empeora. Pienso que habrá una guerra”.

La intención de Trump no es hacer la guerra, comenta Malley, “pero es probable que su política de presión fuerte sobre Irán lleve a ella. Porque Irán seguirá reaccionando. Y cuando Irán haya violado aspectos del acuerdo nuclear, ¿qué hará Estados Unidos?”.

El analista estima que Irán fue paciente durante un año, pero que hoy, debido a una economía en caída libre por las sanciones que funcionan mejor de lo que pensaban, “los líderes iraníes piensan que hay que reaccionar y exigir que Donald Trump cambie su política o se enfrente a una escalada que no quiere. Irán está tratando de volver a tomar la iniciativa, ya sea con miras a un enfrentamiento militar o con miras a una negociación, pero en pie de igualdad y no en una posición de debilidad”.

Las negociaciones podrían darse, según Robert Malley, en caso de que Trump accediera a aliviar un poco las importantes presiones económicas que está imponiendo a Irán, y que la República Islámica hiciera un gesto a cambio. Pero por el momento, concluye el analista, la dinámica va en el sentido contrario.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.