Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

La Justicia bloquea el decreto de Bolsonaro sobre las tierras indígenas

Audio 3:10
Jair Bolsonaro, 13 de junio pasado
Jair Bolsonaro, 13 de junio pasado REUTERS/Adriano Machado

El juez Luis Roberto Barroso, del Supremo Tribunal Federal (STF), suspendió un decreto del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para transferir la demarcación de tierras indígenas al Ministerio de Agricultura. Así la demarcación de tierras vuelve a ser responsabilidad de la Fundación Nacional del Indio (Funai) vinculada al Ministerio de Justicia, aunque se trata de una decisión provisional y deberá ser analizada ahora por el pleno del TSF.

ANUNCIOS

El pasado dos de enero, justo al día siguiente de convertirse en presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro movía una ficha esencial para su política reestructurando el esquema del gobierno brasileño: retiraba la demarcación de tierras de manos de la Fundación Nacional del Indio, la FUNAI, vinculada al Ministerio de Justicia, dejándola como responsabilidad del Ministerio de Agricultura. Un movimiento que ya entonces fue considerado por ONGs y analistas como polémico debido a la oposición entre ambos sectores y que el ministerio de Agricultura estaría fuertemente controlado por los sectores agropecuarios.  La ordenanza fue modificada por el Congreso pero Bolsonaro volvió a insistir en el movimiento estratégico hace tres semanas con una nueva medida provisional que resolvía que el ministerio de Agricultura estuviese a cargo de la reforma agraria, la regularización de tierras de áreas rurales, la Amazonía Legal y las tierras indígenas. Ahora, la Justicia brasileña suspende la controvertida ordenanza con caracter proivisional y se toma tiempo para analizar la medida. 

Adei Spezia, responsable de comunicación en el Consejo Indigenista para RFI: "Haber parado la demarcación ha sido importante porque con esas demarcaciones se hubiese dejado la puerta abierta a los intereses de los agronegocios en todas estas áreas.(...) La actitud de Bolsonaro frente a estas medidas provisionales es anticonstitucional de la misma forma que también lo es lo que viene haciendo expropiando millares de acres de superficie. El Tribunal Supremo Federal ha razonado su decisión y su inconstitucionalidad. No es posible la dictadura del agronegocio a sabiendas de que el Ministerio de Agricultura está dirigido por la bancada de los ruralistas. Si esa decisión se hubiese aceptado, hubiese afectado a todas las tierras indígenas "

El juez del máximo tribunal de Brasil, Luis Roberto Barroso, entiende que el contenido del propósito de Bolsonaro ya había sido rechazado por Congreso lo cual impedía una reedición en los mismos términos. Algo que ya venían denunciando asociaciones como el Consejo Indigenista.

Ya el pasado mes de mayo, a través de un manifiesto, ocho exministros de Medio Ambiente brasileños denunciaron que Bolsonaro está "desmontando" las políticas medioambientales. Advirtieron del "riesgo real" que supone el aumento "descontrolado" de la deforestación en la Amazonía y una de las principales medidas que criticaron fue la transferencia de los poderes de la FUNAI al Ministerio de Agricultura.

La decisión se produjo gracias a las acciones que orquestaron en conjunto varias agrupaciones opositoras como Rede Sustentabilidade, el Partido de los Trabajadores y el Partido democrático Travalhista que argumentaron que la reedición del texto contravenía la Constitución. Por el momento la presidencia brasileña no quiere pronunciarse sobre la decisión judicial que supone un duro revés para Bolsonaro.

 

(Con AFP, Folha de Sao Paolo y Reuters)

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.