Saltar al contenido principal
Noticias de América

'Se está dando un proceso de militarización sin precedentes en México'

Audio 02:27
Dos mujeres y una niña son detenidas al intentar cruzar el Río Bravo por miembros de la Guardia Nacional, el 21 de junio de 2019 en Ciudad Juárez.
Dos mujeres y una niña son detenidas al intentar cruzar el Río Bravo por miembros de la Guardia Nacional, el 21 de junio de 2019 en Ciudad Juárez. REUTERS/Jose Luis Gonzalez

Ante las polémicas crecientes en cuanto a un despliegue sin precedentes de fuerzas de seguridad, con detenciones y controles en todo México, y más aún en las dos fronteras y las carreteras clave, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que el conjunto de sus fuerzas hayan recibido la orden de detener a los migrantes que estén cruzando la frontera hacia Estados Unidos.

Anuncios

Este martes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó que sus fuerzas armadas tengan la orden de detener a los migrantes que estén cruzando la frontera hacia Estados Unidos: "No existe ninguna orden en ese sentido. Tenemos que evitar, pero respetando los derechos humanos, que aumente el flujo migratorio", dijo el mandatario.

Sin embargo, el jefe del ejército lo contradice, y expertos aseguran que hace el "trabajo sucio" de Washington. Por su parte, Fernando García, director ejecutivo de la organización binacional Border Network for Human Rights, asegura que los militares ya están reprimiendo en ambas fronteras.

“Acabo de regresar de la frontera con Guatemala, y fui a la frontera El Paso-Juárez, la frontera norte de México, y lo que podemos decir es que se está dando un proceso de militarización sin precedentes en México, para detener, para disuadir a los migrantes”, denuncia García.

Según él, fue parte del acuerdo del presidente Obrador con Trump. “No sólo está afectando y va a afectar a los migrantes, en términos de derechos humanos, sino también a los propios mexicanos que ahora van a tener que pasar por retenes y revisiones. En las carreteras mexicanas, especialmente las carreteras del sur de México, ves claramente el despliegue de soldados y de otros policías haciendo el trabajo de migración, y también en la frontera México-Estados Unidos, hemos visto el despliegue en las riberas del Río Bravo, soldados que han impedido que los migrantes crucen de México hacia Estados Unidos”, prosigue el experto.

Además, recalca, “considerar al migrante como una amenaza a la seguridad nacional ha surgido en Estados Unidos hacia los migrantes que vienen de México y Centroamérica, y hoy vemos a México repitiendo esa misma narrativa de que los migrantes son una amenaza. Están aplicando una estrategia espejo”.

El fin de semana, fotógrafos capturaron el momento en que dos mujeres y una niña fueron detenidas a forcejeos por miembros fuertemente armados de la Guardia Nacional, mientras intentaban cruzar el Río Bravo desde la mexicana Ciudad Juárez para llegar a la estadounidense El Paso. Una imagen que causo indignación y vivas críticas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.