Saltar al contenido principal
Gastronomía

[VIDEO] Mauro Colagreco, un chef sin fronteras

El chef Mauro Colagreco en su restaurante Mirazur, en Menton, Francia.
El chef Mauro Colagreco en su restaurante Mirazur, en Menton, Francia. AFP/Valery Hache

El restaurante Mirazur, del argentino Mauro Colagreco y situado en Menton, en el sureste de Francia, acaba de ser coronado como mejor del mundo, según la influyente lista 50 Best. Colagreco ya se había convertido este año en el único chef extranjero con tres estrellas Michelin en Francia.Colagreco, que llegó a Francia en 2001, aseguró al recibir el premio que el Mirazur, abierto en 2006 con una cocina inventiva a base de productos cultivados en sus propios huertos, representa una "nueva manera de cocinar" en ese país.Vea el video de la entrevista que RFI en Español le hizo al famoso chef en Menton.

Anuncios

¿Cómo llegó al Mirazur?

Llegué por esas casualidades de la vida, fue el azar que me trajo a este lugar. Estaba buscando dónde instalarme, ya hacía seis años que estaba en Francia y decidí probar suerte, pero no encontraba nada, todo era muy caro. Y alguien me habló de un restaurante que estaba cerrado desde hacía cuatro años, vine a verlo y me enamoré a primera vista. El problema es que yo no tenía los medios, pero el propietario fue muy simpático y me propuso un desafío. “Se lo alquilo por precio muy módico”, me dijo, “y vemos dentro de un año si el restaurante camina”. Fue de esas oportunidades que se te presentan una vez en la vida y la agarré, me lancé con 25.000 euros, nada. Fue una decisión osada, muy arriesgada. Pero teníamos la inconciencia y el entusiasmo de la juventud, sin eso no hubiésemos logrado lo que somos hoy. Tuvimos momentos difíciles, servicios sin un solo cliente, situaciones no muy lindas, angustia... Pero el tiempo y la honestidad terminaron por pagar.

En este video respondió también a su concepción de una gastronomía universal y sin fronteras:

Vea el video de la entrevista a Mauro Colagreco:

¿Cuál es tu concepción de la cocina?

Yo, por mi manera de trabajar, por mi manera de ver la gastronomía, creo que las verdaderas estrellas no somos los chefs cocineros, sino los productores. Creo que tenemos y estamos obligados a darles el lugar que se merecen porque dependemos de ellos, la buena alimentación, la nuestra y de nuestros hijos depende de ellos, que no siempre logran subsistir con su trabajo a causa de legislaciones, muchas veces en favor de la industria alimentaria fruto de lobby feroz.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.