Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Elizabeth Warren lidera el primer debate demócrata por la Casa Blanca

Cinco de los candidatos demócratas, con la senadora Elizabeth Warren en el centro, durante el debate del 26 de junio de 2019 en Miami.
Cinco de los candidatos demócratas, con la senadora Elizabeth Warren en el centro, durante el debate del 26 de junio de 2019 en Miami. REUTERS/Mike Segar

Este 26 de junio tuvo lugar en Miami el primer debate televisivo entre los diez candidatos demócratas a la Casa Blanca. Fue encabezado por la senadora Elizabeth Warren, quien considera que su agenda progresista es la mejor manera de vencer a Donald Trump en 2020.Con nuestro corresponsal en Washington Xavier Vila y la enviada especial de RFI en Miami, Anne Corpet.

Anuncios

El debate duró dos horas y comenzó a las nueve de la noche en Miami, importante ciudad de Florida, un estado clave en las elecciones estadounidenses. Elizabeth Warren, la senadora por Massachusetts, fue la primera en hablar sobre el tema de las desigualdades económicas, y fue la más elocuente.

Dominó a los demás candidatos por la claridad de sus propuestas, pero también por su convicción, especialmente cuando denunció las disfunciones de la democracia estadounidense. "Tenemos desde hace demasiado tiempo a un Congreso que descuida lo que es importante para la gente de este país. El país funciona mucho mejor para aquellos que distribuyen grandes cantidades de dinero, que contratan a ejércitos de lobistas y de abogados, que para el pueblo".

Elizabeth Warren fue propulsada al tercer lugar en las encuestas por sus notables actuaciones públicas en este comienzo de campaña.

"Incluir a todos"

Sin embargo, hubo algunas sorpresas. Beto O'Rourke, la estrella de la campaña de las elecciones de medio mandato, no brilló pero sorprendió al hablar en español. "Debemos incluir a todos en el éxito de esta economía. Pero para lograrlo, debemos incluir a todos en nuestra democracia".

Por lo tanto, Cory Booker decidió, a su vez, denunciar en español la actitud de Donald Trump hacia los migrantes. El representante de Nueva Jersey también hizo valer su identidad afroamericana. "Vivo en un barrio negro y mestizo con bajos ingresos. Veo todos los días que nuestra economía no funciona para el estadounidense promedio".

Desacuerdos sobre el seguro médico

Hubo algunos momentos de confusión, particularmente en torno al tema del aborto, o sobre cómo reformar el sistema de seguro médico. Así, Elizabeth Warren fue de las pocas que apostó por un sistema universal de cobertura sanitaria: "Lo que os digo es que lucharé por ello. La cobertura sanitaria es un derecho humano básico. Y lucharé por derechos humanos básicos".

Por otro lado, todos estuvieron de acuerdo en su oposición a la política de Trump en materia de inmigración o reformas económicas. En general, lograron evitar hablar demasiado del presidente. Amy Klobuchar tuvo la mejor frase sobre Trump: "Este presidente está cada día a un tuit de declarar la guerra y no pienso que debamos llevar la política exterior en una bata a las cinco de la mañana".

Donald Trump calificó el debate de aburrido a través de Twitter, donde se burló de los problemas técnicos que interrumpieron brevemente la conversación.

Miami vivirá este 27 de junio un segundo debate con 10 aspirantes más a la candidatura demócrata a la presidencia, entre ellos dos pesos pesados, el ex vicepresidente Joe Biden, gran favorito en las encuestas, y el senador de Vermont Bernie Sanders.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.