Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Un segundo sismo golpea a California

Una casa incendiada como resultado del sismo registrado en Ridgecrest,California,el 5 de julio de 2019.
Una casa incendiada como resultado del sismo registrado en Ridgecrest,California,el 5 de julio de 2019. Jessica Weston/Daily Independent

En sólo dos dias, California ha sido sacudida por dos terremotos. El último fue registrado este viernes con una magnitud de 7.1. Por el momento, no se han confirmado víctimas pero sí importantes destrozos como edificios colapsados e incendios.

Anuncios

Todavía estaba intacta la sensación de angustia que dejó el primer sismo de magnitud 6.4 registrado el pasado jueves en el sur de California - acompañado de nada menos que 1.400 réplicas-  cuando un segundo terremoto volvió a sacudir la zona. Esta vez, con más fuerza, alcanzando una magnitud de 7.1.

Se trata del terremoto más fuerte que se haya registrado en la zona del desierto del Mojave en los últimos 20 años.

Mark Ghilarducci, el director de la Oficina de Servicios de Emergencia del estado, informó de edificios colapsados en la pequeña ciudad de Trona, de unos 2.000 habitantes, y de incendios causados por fugas de gas en la vecina Ridgecrest, de 30.000 y también golpeada por el sismo.

En toda esta región se reportaron cortes de electricidad, agua y líneas de comunicaciones.
Y los expertos pronostican que en las próximas horas pueden registrarse fuertes réplicas.
"Es una secuencia de terremotos, estos terremotos están relacionados", dijo la sismóloga de la universidad Caltech, Lucy Jones, asegurando que hay posibilidades de que a este sismo le siga uno de magnitud 7 o mayor.
"Como cualquier sismo, el de hoy de magnitud 7,1 tiene 1 probabilidad entre 20 de que le siga algo mayor", añadió la sismóloga retirada del USGS.
Desde el jueves de mañana, Ridgecrest ha sentido una veintena sismos de magnitud 4 y más de 1.200 réplicas de distintas magnitudes, algunas incluso de más de 5.

Equipos de emergencia y fuerzas de seguridad han sido desplegados.  El equipo de respuesta incluye unas 200 fuerzas de seguridad, así como helicópteros y aviones de carga, dijo el general de la Guardia Nacional de California, David Baldwin. Pero al parecer, no es suficiente.
El gobernador del estado de California, Gavin Newsom, dijo en un comunicado que solicitó formalmente una declaración de emergencia al presidente Donald Trump para recibir recursos federales "con el fin de apoyar aún más la respuesta de emergencia y la recuperación de las comunidades afectadas".

No se registran víctimas hasta ahora 

El portavoz del departamento de bomberos de San Bernardino, Jeremy Kern, dijo a CNN que no había "ninguna búsqueda activa en curso" de víctimas atrapadas, mientras que el jefe de bomberos del condado de Kern, David Witt, dijo que se habían señalado "solo heridas menores como cortadas y moretones".
Air Weapons Station China Lake, un amplio espacio desértico donde se prueban bombas y misiles.

Los testimonios de los habitantes de California ilustran bien la preocupación general: 
"Estaba en el auto con mi madre, y de repente comenzó a temblar. No sentí tanto miedo como el otro cuando estaba dentro" de casa, dijo por su parte Jessica Weston, editora del Ridgecrest Daily Independent, que llegó a escuchar una explosión en un barrio de caravanas.
Jones ha dicho que el terremoto no se produjo a lo largo de la famosa falla de San Andrés, donde los expertos temen un gran terremoto conocido como "The Big One", que podría causar el caos en Los Ángeles y a lo largo de la costa oeste.
Pero estos movimientos, que se sintieron en Los Ángeles y hasta Las Vegas (Nevada), despertaron el fantasma de que un terremoto potencialmente devastador puede golpear en cualquier momento esta región del país.
En Los Ángeles, la policía y los bomberos no reportaron daños o heridos. El aeropuerto funciona con normalidad.
En redes sociales, usuarios publicaron videos del temblor, incluido uno que mostraba el agua de una piscina moviéndose frenéticamente.
Varias atracciones del parque Disneyland fueron cerradas para inspección, mientras que un partido de básquetbol de la NBA en Las Vegas fue suspendido por el temblor que causó que el marcador y varios parlantes se balancearan en lo alto de la cancha.
Lo que sí no se interrumpió fue el béisbol. El juego de los Dodgers de Los Ángeles continuó sin parar durante el sismo, que era captado por las cámaras en el estadio.
 

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.