Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Estados Unidos: Tormenta tropical Barry azota a Luisiana y se prevén inundaciones

Degradado a tormenta tropical, Barry amenaza con fuertes inundaciones.
Degradado a tormenta tropical, Barry amenaza con fuertes inundaciones. REUTERS/Jonathan Bachman

Pronosticado en un inicio como el primer huracán de la temporada, Barry se degradó a tormenta tropical al tocar la costa de Luisiana, pero eso no impidió que fuertes lluvias y vientos azotaran a este esado unque con pocos indicios de inundaciones generalizadas. 

Anuncios

Todos los vuelos de llegada y salida en Nueva Orleáns fueron cancelados, mientras que miles de personas tuvieron que ser evacuadas de sus hogares, otros decenas de miles se quedaron sin energía eléctrica y los equipos de emergencia permanecían listos para actuar.

Los temores de que el sistema de diques en Nueva Orleans pudiera estar comprometido disminuyeron después de que el Cuerpo de Ingenieros de la Armada expresó su confianza de que resistiría, pero la alcaldesa de la ciudad, LaToya Cantrell, llamó a los residentes a no confiarse.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, pronosticó que la tormenta se intensificará el domingo, y que en muchas áreas caerá más lluvia durante la noche que las recibidas en el día.

No bajen la guardia pensando que lo peor ya pasó.

John Bel Edwards, gobernador de Luisiana.

El el Servicio Meteorológico Nacional también pidió a la población que se mantenga atenta pues la tormenta registraba vientos que alcanzaban una velocidad de 85  kilómetros por hora

El recuento de los daños

Imágenes de medios mostraban inundaciones focalizadas, cauces fluviales, cables de electricidad rotos y árboles tirados en todo Luisiana, mientras que los ríos estaban desbordados en varias localidades, incluida parte de la costa de Terrebonne Parish, donde ordenaron la evacuación de personas.

En Nueva Orleans, los centros comerciales han apostado sacos de arena como protección ante la llegada de la tormenta tropical Barry
En Nueva Orleans, los centros comerciales han apostado sacos de arena como protección ante la llegada de la tormenta tropical Barry Seth HERALD / AFP

El río Atchafalaya había inundado el área peatonal de la costa en Morgan, una ciudad que se quedó sin electricidad, mientras que unos 10 rescatistas de la Armada Cajun se reunieron bajo un paso elevado de la carretera.

Luisiana se enfrenta a una confluencia de condiciones extraordinariamente peligrosa, dicen los expertos. El nivel del río Mississippi estaba a casi 5,2 metros en Nueva Orleans, justo por debajo del nivel de inundación, debido a las lluvias históricas.

Por su parte, el senador estadounidense Bill Cassidy contó que oficiales del Cuerpo de Ingenieros del Ejército le dijeron que están "seguros" de que el sistema de diques que protege Nueva Orleáns, una ciudad de 400 mil habitantes, soportará.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.