Saltar al contenido principal
Cuba

Vuelve a Cuba el espectro de los apagones

Entre el 8 y el 19 de julio, los ciudadanos de la isla reportaron en redes sociales 462 cortes eléctricos.
Entre el 8 y el 19 de julio, los ciudadanos de la isla reportaron en redes sociales 462 cortes eléctricos. Flickr CC / Lynn Friedman

En Cuba, el apagón es uno de los recuerdos más recurrentes de los años 90. Los cortes eléctricos de la semana pasada desataron las alarmas entre los cubanos, que temieron el retorno del Periodo Especial. 

Anuncios

Por nuestro corresponsal en La Habana, Julio Batista

En Cuba, el apagón es sinónimo de crisis. Entre el 8 y el 19 de julio, los ciudadanos de la isla reportaron en redes sociales 462 cortes eléctricos. Algunos de ellos, duraron hasta 15 horas.

Judith fue una de las tantas cubanas que acabó a oscuras mientras visitaba a sus padres en la provincia de Madruga, al norte de la isla. Cuenta que entre las 9 de la noche y las 4 de la mañana, los vecinos no dejaban de llamar a la empresa eléctrica para pedir explicaciones.

El martes 16 y el miércoles 17 de julio fueron los días de mayores afectaciones

reportadas, con cortes eléctricos en todas las provincias del país. Pero hasta entonces no había explicaciones a lo que sucedía. Judith temía que se trata de un retorno al Periodo Especial, esa época de crisis y de restricciones económicas que generó la caída de la Unión soviética.

Tras diez días de interrupción, el ministro cubano de Energía y Minas, Raúl García, explicó que la crisis había sido causada por la ruptura simultánea de tres de las más importantes plantas del país, mientras otras dos se encontraban en reparaciones planificadas. Nada tenía que ver con la falta de combustible para las termoeléctricas nacionales, dijo y trató de tranquilizar los miedos al fantasma del Periodo Especial.

"Ni siquiera un pestañazo" en el centro de La Habana

Aunque hubo afectaciones en toda la isla, los efectos no se sintieron de la misma manera en todos los sitios. En las zonas más céntricas de La Habana, por ejemplo, nunca faltó la electricidad. Emilio vive en el barrio El Cerro y fue uno de los afortunados que no vivió la pesadilla semanal de los apagones. “Ni siquiera un pestañazo”, dice.

A partir del jueves 18 de julio, los apagones comenzaron a desaparecer.  Un día más tarde, en su presentación a la prensa cubana, el ministro de Energía y Minas aseguró que la normalidad llegaría pronto, pues los trabajos en las termoeléctricas dañadas estaban concluidos. El viernes no volvieron los apagones.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.