Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Estados Unidos, un país edificado sobre la contradicción entre esclavitud y democracia

Audio 03:00
El patrimonio medio de una familia blanca en los Estados Unidos es 10 veces superior al de una familia negra, 171 mil dólares versus 17 mil.
El patrimonio medio de una familia blanca en los Estados Unidos es 10 veces superior al de una familia negra, 171 mil dólares versus 17 mil. DR

Este 20 de agosto se cumplen 400 años desde que los primeros esclavos africanos registrados llegaron a América del Norte para trabajar en plantaciones en las colonias inglesas.

Anuncios

Por Xavier Vilà, nuestro corresponsal en Washington.

El debate sobre el trasfondo racista en la creación de los Estados Unidos y la permanencia de este problema en un país racialmente dividido no cesa 400 años después del primer registro histórico que documenta la llegada a Jamestown de africanos esclavizados.

Y es que el país se edificó sobre la contradicción que supuso esclavizar a gente mientras que se diseñaba el mayor experimento democrático del mundo. En esta contradicción recae el pecado original sobre el que se sustenta la historia estadounidense, un país que nació y progresó sobre el expolio de los africanos, según la historiadora Nikole Hannah-Jones.

“Fuimos un país fundado a la vez en una idea y en una mentira. Mientras los padres fundadores escribían sobre la liberación y diciendo que fundarían un país basado en los derechos individuales de las personas, mantenían esclavizados a una quinta parte de la población. Un colectivo que no recibía ninguno de esos derechos”, explica la hisoriadora.

Incluso cuando parte de esos derechos negados fueron concedidos al abolirse la esclavitud gracias al presidente Lincoln y decretarse el fin de la segregación en espacios públicos en 1954, la desigualdad se mantuvo.

En este sentido el afroamericano Trymaine Lee nos recuerda un dato escalofriante. El patrimonio medio de una familia blanca en los Estados Unidos es 10 veces superior al de una familia negra, 171 mil dólares versus 17 mil.

“No fue sólo la incapacidad de adquirir riqueza. Es que cuando se adquirió riqueza, se progresó o se tuvo éxito, este éxito fue violentamente eliminado. Y este es uno de los aspectos obviados a menudo. Fue mucha la violencia y atrocidad necesaria para mantener el sistema en que vivimos”, enfatiza Lee.

Una violencia que –hoy en día– se expresa en Twitter al más alto nivel de la administración estadounidense. Dos años atrás, el presidente Donald Trump equiparó a neonazis con ciudadanos que protestaban ante la estatua consagrada a Robert E. Lee, un militar confederado símbolo del supremacismo blanco en la guerra civil que desangró al país.

“Creo que la culpa recae en las dos partes. Y a la vez creo que hay muy buena gente en los dos lados”, dijo.

Lejos de esta aproximación la oposición política a Trump habla ya abiertamente de reparar los daños históricos provocados por la esclavitud. Una aproximación que asusta a la folclorista Kirsten Mullen: “Los blancos nos mirarían con recelo. Tendrían más motivos para odiarnos y tratarnos de una manera todavía peor de lo que ya lo hacen”.

Y es que hay quien valora en unos tres billones de dólares el montante a devolver, lo que genera un rechazo absoluto entre amplias capas de la población.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.