Saltar al contenido principal

'La guerra no es para jugar', dice el último superviviente latinoamericano del Desembarco

El veterano de guerra Jorge Sanjinez, de 102 años, en una ceremonia en el cementerio británico de Ranville, Francia, el 19 de agosto de 2019.
El veterano de guerra Jorge Sanjinez, de 102 años, en una ceremonia en el cementerio británico de Ranville, Francia, el 19 de agosto de 2019. LOU BENOIST / AFP

El peruano Jorge Sanjinez no es un héroe cualquiera: a sus 102 años, es el último superviviente latinoamericano que luchó contra la Alemania nazi. 75 años después, volvió a Europa para participar en las conmemoraciones.

Anuncios

Jorge Sanjinez tenía solo 22 años cuando desembarcó junto a sus compañeros de la brigada belga Piron en la playa de Courseulles-sur-Mer… Durante aquel mes de agosto de 1944, la brigada integrada en la 6ª División Aerotransportada participa en los violentos combates de Normandía que liberarán la Côte Fleurie para finalizar en llegada triunfal a Bruselas, el 4 de septiembre de ese mismo año.

"Yo sí me considero un héroe de la Segunda Guerra Mundial. Con el respeto debido a los que están enterrados", dice el veterano de guerra a RFI.

Sanjinez no es un héroe cualquiera. A sus 102 años es el último superviviente latinoamericano que luchó contra la Alemania nazi.

En 2017 fue condecorado por el embajador francés en Perú con la máxima distinción que otorga el país europeo, la cruz de caballero de la Legión de Honor. Esta vez, y gracias a una recolecta de fondos, se pudo organizar su regreso a las costas normandas 75 años después para recibir in situ varios homenajes como antiguo combatiente de la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de su larga edad sus recuerdos siguen intactos: "El haber regresado a un lugar tan tremendo como fue Normandía... Me duele mucho. Lo único que hice fue echar lágrimas, llenar mis ojos de lágrimas por todos los caídos".

En enero de 1946, Sanjinez pone punto y final a su carrera de defensa, vuelve a Perú después de dar tres años de su vida, de su juventud, en beneficio de la libertad, de nuestra libertad.

Las nuevas generaciones ya no son los herederos de héroes como Jorge Sanjinez, simplemente se han convertido en los emisarios de esta paz ganada al peligro de sus vidas.

"Para las futuras generaciones, sobre la guerra... Me parece que estamos de acuerdo. La guerra no es para jugar. La guerra sirve para determinar la vida de cada quien y jamás estaré de acuerdo para ir a matar o que lo maten a uno", concluye el veterano.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.