Saltar al contenido principal

#PrayforAmazonas: La preocupación crece ante los incendios en el Amazonas

Zona del Amazonas cerca de Humaita, en Brasil, el 17 de agosto de 2019.
Zona del Amazonas cerca de Humaita, en Brasil, el 17 de agosto de 2019. REUTERS/Ueslei Marcelino

Frente a la intensidad de los incendios forestales este año en Brasil, la polémica se agudiza y los internautas brasileños se movilizan para denunciar la destrucción del “pulmón de planeta”.

Anuncios

Con los corresponsales Francho Barón y Martin Bernard.

El Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales de Brasil (INPE) muestra en su último informe actualizado que entre el 1 de enero y el 21 de agosto de este año se registraron más de 74.000 focos de fuego en todo el país, un 84% más que el año pasado en el mismo periodo. Más del 50% de estos fuegos se han localizado en el Amazonas.

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, ha sobrevolado el estado de Mato Grosso y ha dicho que buena parte de los focos que ha podido ver se concentran en áreas urbanas y que en algunos casos se deben a la quema de basura. También ha apuntado a la sequía y al calor que golpea estas zonas como factores que han ayudado a propagar los fuegos.

En las redes sociales los internautas son numerosos en reaccionar, especialmente con el hashtag #PrayforAmazonas, que busca alertar a la opinión pública mundial con mensajes e imágenes.

"Los extranjeros están más preocupados por nuestro país que nuestro ‘querido’ presidente", dice un tuitero. Muchos se sienten impotentes: "¡Miedo! Es la palabra correcta para decir lo que siento ahora, no sé cómo será el futuro, no sé cómo evitar esto, ¡no sé qué hacer!", escribe una mujer.

Celebridades como la cantante cubana Camila Cabello también han abordado el tema: "Me da ganas de llorar de frustración. ¿Qué estamos HACIENDO? Estamos literalmente destruyendo un milagro de nuestro planeta. Lo siento, Tierra".

Bolsonaro echa leña al fuego

Para los ambientalistas, este fenómeno está particularmente relacionado con la deforestación. Hay que preparar el terreno para el cultivo o el ganado, y para ello, los criadores usan un sistema de corta y quema. Entonces, si la deforestación aumenta, también se multiplican los incendios forestales.

Por su parte, el presidente Jair Bolsonaro ha señalado a las ONG medioambientales, diciendo que podrían estar detrás de los incendios con el objetivo de atacarlo a él y a su Gobierno por haberles cortado líneas de financiación. Declaraciones que han hecho mucho ruido en las redes sociales, en particular por la palabra "guerra" mencionada varias veces por Bolsonaro.

Las ONG han respondido tachando de irresponsables las palabras del presidente ya que, según ellas, llevan décadas peleando a brazo partido para preservar la mayor selva tropical del planeta.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.