Saltar al contenido principal
Noticias de América

‘Hay exceso de tierra ganadera en todos los países amazónicos’

Audio 02:39
Manifestante denuncia con un cartel que "la Amazonia está en llamas". Sao Paulo, 23 de agosto de 2019.
Manifestante denuncia con un cartel que "la Amazonia está en llamas". Sao Paulo, 23 de agosto de 2019. REUTERS/Nacho Doce

El profesor Manuel Rodríguez Becerra, exministro de Medio Ambiente de Colombia (1993-1994), se muestra muy escéptico de cara a la Cumbre de Leticia, que se celebra este viernes con representantes de países latinoamericanos que buscan preservar la Amazonia. Para este intelectual y ambientalista, la lógica extractivista heredada del siglo XIX constituye una tragedia que los dirigentes no parecen dispuestos erradicar.

Anuncios

RFI: ¿Qué puede esperarse de esta Cumbre de Leticia, teniendo en cuenta que el anfitrión, Colombia, promete a través de su ministro de Relaciones Exteriores “acciones concretas”?

Manuel Rodríguez Becerra (MRB): La destrucción del bosque amazónico tiene unas causas muy estructurales de las economías de todos los países. Y, mientras no se extirpen esas causas, este tipo de reuniones son simbólicas. En medio de lo que está ocurriendo en la región amazónica, los jefes de Estado se reúnen y calman al público con una declaración y unas cosas que dicen sobre la región amazónica… Pero el punto fundamental que tiene que entender la gente es que es que las causas están en las políticas de los gobiernos sobre la región amazónica. Esas políticas tienen que ver con construcción de carreteras, de hidroeléctricas, con explotación minera y petrolera en la región amazónica, con el establecimiento de nuevas fincas ganaderas propiciadas también por el gobierno en muchas ocasiones, con la extracción de madera. Hay una política profundamente extractivista del siglo XIX en la región amazónica, y esa es la que manda. Entonces, en una reunión de estas de jefe de Estado, ninguno va a renunciar a esa política que está en marcha.

El profesor Manuel Rodríguez Becerra, exministro de Medio Ambiente de Colombia, se muestra muy escéptico de cara a la Cumbre de Leticia.
El profesor Manuel Rodríguez Becerra, exministro de Medio Ambiente de Colombia, se muestra muy escéptico de cara a la Cumbre de Leticia. Fuente: https://uniandes.edu.co

RFI: Teniendo en cuenta las necesidades económicas de la región, que apuesta a utilizar este tipo de riqueza natural, ¿qué podrían hacer para conciliar estas prioridades con el respeto del medio ambiente?

MRB: Se lo voy a responder de manera muy fácil. ¿Sabe usted a qué se dedica la tierra que se deforesta en la región amazónica? ¡El 70% es para ganadería! Eso no tiene nada que ver con el desarrollo económico de esos países. Hay exceso de tierra ganadera en todos los países amazónicos y lo que se hace es abrir una tierra para una ganadería en general altamente ineficiente: una cabeza por cada dos, tres, cuatro hectáreas. Y eso no significa desde el punto de vista del Producto Bruto Interno de estos países prácticamente nada. Entonces es una tragedia, porque se está desforestando una tierra que no se necesita para la ganadería. Le voy a poner un ejemplo, en Colombia hay 34 millones y media de hectáreas dedicadas a la ganadería, y solamente 7 millones dedicadas a cultivos agrícolas. Según la federación de ganaderos –no según un ambientalista como yo-, si ellos fueran más eficientes podrían liberar entre 12 y 20 millones de hectáreas de la actividad ganadera. Usted escucha en Bogotá decir a gente que se requiere abrir tierras en el Guaviare para su desarrollo económico. Pues no, no es necesario abrir una sola hectárea más. Es una tragedia.

RFI: ¿Existen ya modos de evitar estas políticas?

MRB: En una parte de la región amazónica hay una política que va a contrapelo de la cuestión extractivista y que ha sido durante 40 años el triunfo del ambientalismo y las comunidades indígenas. Los ambientalistas siempre han insistido en que se creen parques nacionales y los indígenas en que se creen resguardos indígenas. A través de diferentes movimientos políticos se ha logrado que haya aproximadamente 1.200.000 kilómetros cuadrados en los ocho países amazónicos de parques nacionales y resguardos indígenas, que son una esperanza de proteger una parte de la región amazónica muy sustantiva. Se trata de una superficie equivalente a tres veces Centroamérica. Es el caso de Colombia, donde los parques y resguardos han permitido en esos territorios una transformación sólo del 5% de toda el área. Entonces, la deforestación se da por fuera de los parques y resguardos. Quiere decir que esas medidas de protección han funcionado en una parte de la región amazónica y en toda la cuenca. Un acuerdo posible de los gobiernos -y eso lo están promoviendo algunas ONG y también el gobierno de Colombia- es blindar aún más los resguardos indígenas y los parques nacionales, e incluso crear un corredor por toda la región amazónica entre esas zonas y conectarlas para crear extensión continua de áreas protegidas en toda la cuenca amazónica. En el lado positivo, hay eso.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.