Saltar al contenido principal

Estados Unidos: preocupación por una quinta muerte ligada al cigarrillo electrónico

Un fumador de cigarrillo electrónico.
Un fumador de cigarrillo electrónico. gettyimages

Pacientes jóvenes y sin problemas de salud fallecen súbitamente mientras otras 450 personas presentan dificultades respiratorias graves. El denominador común: la utilización del cigarrillo electrónico, una práctica cada vez más desaconsejada.

Anuncios

El cigarrillo electrónico está cada vez más en la mira de las autoridades sanitarias. Este viernes, investigadores federales de Estados Unidos anunciaron que al menos cinco personas murieron, mientras unas 450 presentan graves dificultades respiratorias ligadas al vapeo.

Los expertos no dieron detalles sobre qué marcas o sustancias en los líquidos del cigarrillo electrónico podían haber causado los problemas respiratorios observados.

Sin embargo, varios de los pacientes utilizaban sus dispositivos con productos que contienen THC, la sustancia activa del cannabis.

Una de las pistas exploradas por las autoridades sanitarias es un aditivo que contiene vitamina E, normalmente utilizado como cápsula o crema para la piel, pueda ser la causa de las enfermedades al pulverizarse a altas temperaturas e inhalarse. Pero autoridades federales de la salud se mostraron más cautas este viernes, durante una conferencia telefónica, a la espera de conclusiones claras de análisis de laboratorio.

"No se ha identificado una sustancia o molécula única, incluido el acetato de vitamina E, en todas las muestras analizadas", dijo Mitch Zeller, director del centro para el tabaco de la Agencia de Drogas y Alimentos (FDA) estadounidense.

"Todavía no tenemos todas las respuestas", agregó Ileana Arias, directora de enfermedades no infecciosas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Estos problemas respiratorios son aún más impactantes porque aparecen de repente, en pacientes a menudo jóvenes y sin problemas de salud. En Illinois, la mitad tenía menos de 19 años.

El cigarrillo electrónico, una mala alternativa

Al margen, de estas investigaciones en curso, todas las versiones del cigarrillo presentan algún tipo de perjuicio para el usuario, recuerda a RFI el doctor Enrique Soto, director del programa nacional para el control del tabaco en Uruguay.

“Las que tienen hoja de tabaco, que se calientan, emiten un vapor que contiene productos dentro de las emisiones que el usuario aspira que son nocivas. No está demostrado que el calentar el vapor sea inocuo para la persona”, apunta.

“En cuanto a los que tienen cápsulas líquidas, emiten una serie de vapores como propilenglicol o el glicerol que, si bien está demostrado que no son tan dañinos, no se sabe bien el efecto directo que producen sobre los bronquios y distintas publicaciones mencionan patologías ligadas a la absorción de esos vapores. Los gases que producen esos productos no son inocuos. Hay evidencias científicas de que son dañinos para el aparato respiratorio. Lo que se puede discutir es si es más o menos dañino que el tabaco. Allí creo que hay una zona de controversia donde quizás hacen falta más estudios”, subraya.

Entonces, ¿qué hay que decirle a quien ve en el vapeo una vía para abandonar el cigarrillo común? “Yo le respondería que en cuanto a las estrategias de cesación de tabaco no está demostrado que la utilización de estos productos contribuyan al abandono del tabaco. No hay ningún trabajo que lo avale. Peor aún, hay situaciones en las cuales se da el uso dual: la persona utiliza las dos alternativas, en algunos lugares utiliza el electrónico y en otros el común”, advierte el doctor Enrique Soto.

En cambio, cabe recordar que a diferencia del cigarrillo electrónico, existen métodos probadamente eficaces para dejar de fumar: terapias de substitución de la nicotina a partir de productos que le puede recetar su médico si quiere dejar de fumar.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.