Saltar al contenido principal
Nicaragua

El líder estudiantil Lesther Alemán vuelve a Nicaragua

El líder estudiantil Lesther Alemán
El líder estudiantil Lesther Alemán Maynor Valenzuela / AFP

El dirigente estudiantil Lesther Alemán, un exiliado símbolo de la oposición nicaragüense en las protestas de 2018 desde que desafió al presidente Daniel Ortega a renunciar, regresó a Managua para apoyar a la unión opositora.

Anuncios

Su discurso contra Daniel Ortega en mayo de 2018 en el que exigió el cese de la represión contra la oposición, le hizo saltar a la fama. Lesther Alemán, de apenas de 22 años, es una de las figuras de la movilización estudiantil contra la deriva autoritaria de Nicaragua.

Tras exiliarse, al igual que 70.000 nicaraguenses que dejaron su país debido a los disturbios políticos, Aleman finalmente optó por regresar a Nicaragua. En entrevista con RFI, el estudiante en Comunicación Social de la Universidad Centroamericana dice asumir los riesgos de este retorno a su tierra. Anuncia que continúa su lucha en la Alianza Universitaria Nicaragüense, uno de los cinco movimientos estudiantiles dentro de la opositora Alianza Cívica.

RFI: ¿Con qué intención vuelve usted a Nicaragua?

Lesther Alemán: Por amor a Nicaragua y para continuar la lucha que iniciamos desde los primeros días de abril de 2018. Como jóvenes tenemos un compromiso ético y moral. Una responsabilidad también de poder hacer el cambio en Nicaragua. Un cambio sociopolítico  dado que la crisis política ha desencadenado una violación sistemática a los derechos humanos de todos los nicaragüenses.

En este momento continuamos secuestrados por una dictadura que se aferra al poder bajo sus egos, sus ideas, y sus decisiones que han pasado por quitarle la vida a los mismos ciudadanos.

RFI: ¿Cuánto tiempo ha permanecido fuera de Nicaragua? ¿Y en qué país?

Lesther Alemán: Estuve fuera del país 12 meses en los que no dejé la lucha. Hoy, voy a trabajar desde el país. Suelo decir que anduve flotando. No solicito refugio ni asilo en ningún país porque quería continuar con la lucha en Nicaragua, y siempre planeaba regresar a pesar de todo. Estos meses estuve en distintos lugares, más en Estados Unidos.

RFI: Su retorno a Nicaragua ocurre en un contexto de debilitamiento de las protestas de la oposición contra Ortega. ¿Qué espera del intento de mediación de la Organización de Estados Americanos, la OEA?

Lesther Alemán: El contexto es similar al que habíamos enfrentado en los meses – de protesta - y sobre todo similar también al proceso de hostigamiento, amenazas, persecuciones etc.

¿Qué es lo que esperamos, más allá de la Organización de Estados Americanos, de la comunidad internacional en general?

Hemos sido muy enfáticos al referir que, además de acompañar el proceso, y que sobre todo se mencione la necesidad de hacer elecciones transparentes competitivas, objetivas, posteriormente a una reforma a la Ley Electoral y también a la Constitución -más que todo en los artículos en los que se permite la reelección-, hay que garantizar los derechos humanos y que se genere la presión al régimen para llevarlo a una mesa de negociación. Una mesa en la que se procure la salida político-electoral negociada de la crisis porque queremos evitar el sufrimiento de los nicaragüenses.  

RFI: El gobierno de Daniel Ortega liberó a cerca de 500 personas encarceladas por participar en las protestas de la oposición. ¿Sigue habiendo presos políticos en Nicaragua?

Lesther Alemán: En Nicaragua tenemos más de 120 presos políticos que aún no gozan de su libertad y aún más de 500 excarcelados por la dictadura, a base de una ley de amnistía, pero que no tienen garantías.

Han sido víctimas de persecución y hostigamiento. Los presos políticos que se encuentran en las cárceles sufren condiciones infrahumanas. Tienen problemas de salud. Y hemos visto obviamente que se ensañan con personas que son inocentes. Las autoridades lo saben que son inocentes, pero aun así han insistido en sentenciarlos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.