Saltar al contenido principal
Estados Unidos

En Detroit, los huelguistas de General Motors resisten a pesar de negociaciones paralizadas

Pase lo que pase, todos afirman que han llegado a un punto de no retorno. No piensan volver al trabajo sin obtener antes satisfacción.
Pase lo que pase, todos afirman que han llegado a un punto de no retorno. No piensan volver al trabajo sin obtener antes satisfacción. REUTERS/Rebecca Cook

En Estados Unidos, la huelga continúa en el grupo General Motors. Los 50.000 empleados estadounidenses protestan desde el 16 de septiembre e intentan obtener mejores condiciones de trabajo. Pero por el momento, las negociaciones entre el sindicato y la dirección no avanzan. En Detroit, la capital de la industria automotriz, los huelguistas están decididos.

Anuncios

Con la enviada especial de RFI en Detroit, Loubna Anaki.

Frente a la planta de General Motors en Detroit, los empleados entran en su cuarta semana de huelga. Muchos esperaban que el conflicto se resolviera más rápidamente.

"No queremos estar en huelga. Nadie quiere dejar de trabajar así. Pero queremos un acuerdo justo", comenta un trabajador. "¡La palabra clave es resistencia! Si quieres algo que dure toda la vida, tienes que darlo todo", añade otro.

El origen de esta huelga nacional fue la renegociación de los acuerdos de empresa. Los empleados quieren aumentos salariales, mejores condiciones de trabajo, especialmente para los que fueron contratados después de 2009, fecha del rescate del grupo automotriz afectado por la crisis.

El mensaje es claro: "Queremos que nos devuelvan todo lo que tuvimos que ceder cuando la empresa estaba en quiebra. Esta huelga es un simple recordatorio. Devuélvannos lo que les dimos".

Por el momento, las negociaciones están paralizadas. Y a medida que se acerca la temporada navideña, algunos empleados como Isaiah Dukes están empezando a preocuparse, a pesar de un fondo común para los huelguistas: "No es que ganemos mucho dinero estando aquí, 250 dólares a la semana. Pero algunos de nosotros tenemos familias, casas que debemos pagar".

Pase lo que pase, todos afirman que han llegado a un punto de no retorno. No piensan volver al trabajo sin obtener antes satisfacción.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.