Saltar al contenido principal
Noticias de América

La Conferencia Episcopal de Honduras llama a los políticos a más ética

Audio 02:20
El presidente hondureño Juan Orlando Hernández, el 9 de octubre de 2019 en Tegucigalpa.
El presidente hondureño Juan Orlando Hernández, el 9 de octubre de 2019 en Tegucigalpa. REUTERS/Jorge Cabrera

En Honduras, los vínculos entre política y narcotráfico se han puesto en evidencia con el juicio del hermano del presidente Juan Orlando Hernández. En este contexto, la Conferencia Episcopal hondureña ha lanzado un duro mensaje a sus políticos.

Anuncios

En su reunión anual, la Conferencia Episcopal de Honduras aprovecha para analizar la realidad del país. En esta ocasión, el contexto actual coincide con el juicio del exdiputado y hermano del presidente Juan Orlando Hernández, Tony Hernández, acusado de traficar toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Para los representantes de la Iglesia católica, los políticos son culpables de haber pactado con el crimen organizado.

“Nada de lo que el narcotráfico ha logrado en el país ha sido sin la ayuda de los políticos. Eso ha quedado confirmado, comprobado, con este juicio”, comenta el padre Juan Ángel López, portavoz de la Conferencia Episcopal de Honduras.

Los obispos, que denuncian una falta de ética, también han criticado lo que califican como caudillismo, un fenómeno que pone en riesgo la democracia participativa en el país centroamericano.

“El otro elemento que también entra en juego es lo que nosotros llamamos en Honduras el caudillismo, es decir que se sigue la figura de una persona, irrespetando el valor de las instituciones republicanas e irrespetando el sentido de lo que es una república que tiene poderes distintos y autónomos”, prosigue Juan Ángel López.

Ante esta crisis endémica, la Iglesia católica propone unas líneas de acción para mejorar la situación del país, y entre ellas, un retorno a un “sano patriotismo”.

“Lo que proponen los obispos es un retorno legítimo, no solamente al ejercicio democrático, basado en la ética y en el respeto a la ley, sino también a un sano patriotismo. Debe haber patriotismo en los líderes del país para que efectivamente vivamos en un clima tal que primero cuente Honduras, y no tanto la línea del partido o los intereses personales y particulares”, concluye el portavoz de la Conferencia Episcopal.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.