Saltar al contenido principal
Noticias de América

Alcaldesa de Bogotá a RFI: 'Por fin Colombia entra al siglo XXI'

Audio 06:21
Claudia López festeja su elección a la Alcaldía de Bogotá, el 27 de octubre de 2019.
Claudia López festeja su elección a la Alcaldía de Bogotá, el 27 de octubre de 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez

"Por fin ganamos" dijo en entrevista con Radio Francia Internacional Claudia López, la primera mujer elegida alcaldesa de la capital colombiana. Para ella, su triunfo es "el fruto de muchos líderes y lideresas de Colombia. De aquellos que participamos, promovemos el cambio, votamos, pero nunca ganamos".

Anuncios

Mujer, homosexual, hija de una maestra, de familia humilde: más de un millón cien mil electores votaron para que ella gobierne la capital colombiana durante el periodo 2020-2024. La prensa internacional destaca el hecho de que una mujer abiertamente lesbiana vaya a dirigir una capital de América Latina.

RFI: ¿Qué supone para Usted toda esta mediatización y el hecho de que sea una pionera y que su esfuerzo y reconocimiento sean subrayados por su condición sexual pese a su larga carrera política?

Claudia López: Entiendo, por un lado, que es un paso importante en mi vida y para la igualdad y el cambio es un resultado fundamental en la historia de Colombia. Y claro es un poco triste que en pleno siglo 21 una cosa que es perfectamente corriente y normal en tantos lugares del mundo, en Colombia sea noticia, y que en el resto del mundo sea noticia que en Colombia una mujer abiertamente diversa gane por primera vez el segundo cargo más importante del país.

RFI: ¿Colombia puede abrir las vías electorales a la diversidad sexual a sus países vecinos, están más avanzados o es la misma lucha que en otros lugares de Latinoamérica?

Claudia López: No, es la misma lucha. No es que estemos especialmente avanzados. De hecho, por ejemplo en representación política de las mujeres, otros países como Uruguay o como Bolivia o incluso Ecuador están más avanzados en esa representación que Colombia. Colombia apenas... Yo decía que este domingo 27 de octubre empezó el siglo 21 en Colombia, en muchos sentidos: aumentó la participación política, bajó la abstención y en muchos sectores claves, en la mayoría de las 32 capitales se derrotaron al fin las maquinarias políticas, las casas y familias políticas que venían gobernando desde el siglo 20.

Para que se tenga una idea de qué tan resistente al cambio había sido el régimen político colombiano, hasta hace apenas dos años gobernaba en Colombia un presidente que era sobrino nieto de otro expresidente que había tenido el país en la primera mitad del siglo 20, y su vicepresidente era un hombre nieto de otro expresidente de la segunda mitad del siglo 20. En ningún otro país de América Latina gobernaban en el siglo 21 las mismas familias y élites del siglo anterior. Ese atraso sólo ocurrió en Colombia, entre otras causas por la guerra, la violencia y la corrupción, que desafortunadamente aún es todo un desafío en Colombia.

RFI: ¿Cuál es su primer objetivo para Bogotá? ¿Qué impronta quiere dejar en la ciudad?

Claudia López: Bogotá tiene hoy prioridades muy importantes. Una a corto plazo, la más urgente pero no la más importante a nivel estructural, que es recuperar la seguridad. Bogotá es un ejemplo global de reducción de homicidios. Lleva 20 años reduciendo sistemáticamente los homicidios y hoy tenemos tasas inferiores a ciudades como Washington, pero tenemos un problema en hurto y en violencia contra las mujeres y también en los efectos que la actividad del narco deja y que tenemos que afrontar con rigor.

El segundo es un enorme desafío en movilidad. Bogotá es una de las ciudades más congestionadas del mundo que ha llegado al siglo XXI sin siquiera su primera línea de metro. Nuestro propósito es recuperar la red férrea abandonada que tiene la ciudad.

El tercer desafío es avanzar en la triada básica del bienestar de cualquier sociedad: salud, educación pública gratuita de calidad y empleo digno con unos ingresos que hagan ciudadanos libres que puedan vivir de su propio talento y no de subsidios del Estado.

El cuarto es que vuelva la cultura ciudadana como patrimonio de Bogotá. Que sea un ejemplo de sostenibilidad, en políticas ambientales y en nuevos hábitos de vida saludable. Bogotá es una ciudad bendecida por una estructura ecológica extraordinaria y tiene el mayor sistema de páramos del mundo que nos permite tener un agua limpia que nos cae prácticamente gratis. Pero debemos conservarlo en esta era del cambio climático porque el día que se seque o se afecte, y toque bombear agua 2.600 metros hacia arriba, simplemente se acabaría Bogotá.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.