Saltar al contenido principal
Bolivia - México

México, una tradición de asilo político

Manifestaciones de apoyo a Evo Morales en la ciudad de México, el 11 de noviembre de 2019 frente a la embajada de Bolivia en Ciudad de México.
Manifestaciones de apoyo a Evo Morales en la ciudad de México, el 11 de noviembre de 2019 frente a la embajada de Bolivia en Ciudad de México. Fuente: Reuters.

Para Jean-Jacques Kourliandsky, director del Observatorio de América Latina de la Fundación Jean Jaurès, la decisión de México de recibir a Evo Morales es una manera de reanudar con su vieja tradición de acogida en momentos en que cambian las relaciones de fuerzas en América Latina.

Anuncios

"El periplo de Evo Morales es como un viaje a la política latinaomericana. A cómo se toman las decisiones y los riesgos que se corren " así describió el canciller de México Marcelo Ebrard, las visicitudes que tuvo que enfrentar el exmandatario boliviano para salir de su país y llegar a México. Horas de vuelo y de negociaciones con las autoriades de los vecinos suramericanos para que permitieran a la aeronave enviada por Mexico el uso de su espacio aereo.

Gracias a Paraguay, Brasil y  las aguas continentales, Evo Morales llega a Mexico cuyo gobierno le concedió el asilo politico porque lo que sucedio en "Bolivia fue un golpe. Las fuerzas armadas   le pidieron a Evo Morales su renuncia a la presidencia. Eso constituye un golpe porque violenta el orden contritiucional y la democracia" afirmó el canciller Ebrard.

RFI: ¿Cómo interpreta el papel que está desempeñando México en la crisis boliviana al recibir a Evo Morales?

Jean-Jacques Kourliandsky: México está volviendo a una tradición fundamental que lleva décadas: abrir sus puertas a todos los refugiados políticos, como cuando el presidente Lázaro Cárdenas recibió en sus puertos a los refugiados republicanos españoles. Luego, otros gobiernos del PRI acogieron a la esposa de Salvador Allende así como a miles de refugiados chilenos, argentinos, uruguayos o de América Central. Se trata entonces de reactualizar una tradición a través del presidente Andrés Manuel López Obrador. Recordemos que México acogió también a refugiados venezolanos en la embajada mexicana en Venezuela. Otro de los elementos que se reanuda es que México no admite injerencias en los asuntos de otros países, tampoco golpes, entonces AMLO reactualiza esta política, sin que esto signifique que este país vaya a sumarse a un polo progresista latinoamericano. Tienen muchos problemas económicos o de seguridad pública que resolver. Lo dijo en campaña: la mejor manera para México de tener influencia en el mundo es ser ejemplar en lo interior y se lo confirmó al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández al decirle que estaba de acuerdo para fortalecer las relaciones bilaterales, ayudar a Argentina, pero no en participar en proyectos que intentarían reactualizar un polo progresista latinoamericano como lo intentó en su época del presidente Hugo Chávez.

RFI: ¿Es importante que sea México uno de los países que abiertamente -y con argumentos- se pronuncie en contra de lo que sucedió en Bolivia definiéndolo como “un golpe de Estado”?

Jean-Jacques Kourliandsky: Sí, porque México es el segundo país en economía, demografía, por lo tanto en influencia política y diplomática de América Latina. Como Brasil tomó otro camino en los últimos años, cae de hecho sobre México un peso en el continente que no tenía anteriormente. Después de la elección de un presidente progresista en Argentina, cambian las relaciones de fuerzas dentro de América Latina, que se orientaba cada vez más en un sentido muy conservador y de derecha a través de la institución del Grupo de Lima que ahora tiene dos países, Argentina y México, que no comparten los objetivos definidos en 2017 por los miembros fundadores de este grupo. Ahora hay elecciones en Uruguay y vamos a ver lo que pasa. Es posible que en este caso gane un candidato de derecha. También hay que observar lo que pasa en Chile: parece que se va a orientar a elecciones de una Constituyente. Hay mucho movimiento que puede sorprendernos en las próximas semanas en América Latina.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.